Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Economía

Los bancos griegos escuchan a Eurípides

BLOOMBERG. Los bancos reestructuran los préstamos en lugar de embargar las propiedades, extienden el plazo de amortización hasta 45 años...

BLOOMBERG. Los bancos reestructuran los préstamos en lugar de embargar las propiedades, extienden el plazo de amortización hasta 45 años, otorgan carencias de capital de hasta un año durante el cual los prestatarios sólo deben pagar los intereses o agregan garantes a los préstamos, a menudo hijos que posteriormente heredarán la propiedad.

Los prestamistas consideran que las ejecuciones hipotecarias son la peor manera de cobrar su deuda y hasta ahora Grecia ha evitado la reducción de precio que sufren las propiedades desalojadas en poder de los bancos, destruyendo los valores de comunidades enteras e inundando el mercado, dijo Andreas Athanassopoulos, gerente general de hipotecas y banca minorista del Banco Nacional de Grecia, el mayor prestamista del país con alrededor de un 30 por ciento de los préstamos para vivienda.

Aunque a Eurípides se lo conoce como autor de tragedias, los banqueros griegos modernos consideran que los prestatarios, si se les da la oportunidad de permanecer en sus casas, terminarán pagando sus deudas.

‘El mercado tiene mucha adherencia, ya que la gente suele comprar una casa, vivir en ella toda su vida y luego dársela en herencia a sus hijos’, explicó Athanassopoulos en una entrevista en su oficina de Atenas. ‘La mejor manera de recibir dinero de los deudores hipotecarios es darles tiempo, esa es la única doctrina, ayudarlos a pagar sus préstamos minimizando las pérdidas para el banco’.

En este momento, los bancos tienen pocas opciones. En 2010, luego de que Grecia se convirtiera en el primer país europeo en recibir un rescate internacional, con un pago inicial de 135 mil millones de dólares, el gobierno suspendió los desalojos de las viviendas primarias con deudas hipotecarias impagas de 200 mil euros o menos hasta junio de 2011.

La medida posteriormente fue extendida dos veces hasta fines de 2012 y probablemente el plazo vuelva a extenderse en 2012, según el Banco Nacional de Grecia.