Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Economía

Reducción atrae a más extranjeros

BOGOTÁ. El costo para Colombia de financiarse en los mercados locales en lugar de tomar crédito en el exterior se encamina a declinar lu...

BOGOTÁ. El costo para Colombia de financiarse en los mercados locales en lugar de tomar crédito en el exterior se encamina a declinar luego de que el gobierno redujera más de la mitad los impuestos a las ganancias de los bonos locales de extranjeros.

La diferencia entre los rendimientos de los pagarés de emisión local con vencimiento en 2024 y los pagarés en pesos de similar vencimiento que se venden en los mercados internacionales se reducirá a 60 puntos básicos, o 0.6 puntos porcentuales, en seis meses en comparación con 148 de ayer y 218 de noviembre, según Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA, el cuarto mayor del país. El diferencial de rendimiento es de cuatro puntos básicos en Perú y de 146 en Chile.

El presidente Juan Manuel Santos redujo los impuestos a las ganancias de inversores extranjeros procedentes de valores locales de 33% a 14% a partir del 1 de enero a los efectos de impulsar la demanda y reducir los costos crediticios. Sólo el 3% de los bonos gubernamentales en pesos está en manos de extranjeros, en comparación con el 55% en Perú y el 36% en México.

‘Hay mucho interés en participar en el mercado local colombiano’, dijo Álvaro Vivanco, un estratega de BBVA. Los inversores ingresarán a la curva local, dado que la principal razón para tener bonos globales desaparece’, dijo.

Si bien una mayor inversión extranjera podría profundizar el aumento de 9.7% del peso colombiano del año pasado, el banco central dijo esta semana que continuará comprando dólares para detener el fortalecimiento de la moneda, que ha afectado a los exportadores.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que el gobierno podría tomar otras medidas para frenar el alza del peso si la reducción del impuesto impulsara una mayor apreciación.

Colombia ‘no puede perder la oportunidad de costos crediticios más bajos’, declaró Cárdenas a la prensa. Brasil aplicó impuestos a las compras de su deuda local por parte de inversores extranjeros en 2009 en el marco de un intento de desactivar los aumentos del real que habían afectado las ganancias de los exportadores. El gravamen llevará a los inversores a desplazarse de valores internacionales a deuda local de Colombia, según Mario Castro, un estratega de Nomura Holdings Inc.