21 de Feb de 2020

Economía

Contemplan reformas a Ley Fiscal mientras aumentan subsidios

Frank De Lima, el ministro de Economía y Finanzas del gobierno de Martinelli, debe dar una explicación, señaló Fernando Aramburú Porras

Contemplan reformas a Ley Fiscal mientras aumentan subsidios
El ministro de Economía y Finanzas destapó la situación de las finanzas públicas en la Asamblea Nacional.

Mientras por un lado el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, contempla reformas a la Ley de Responsabilidad Fiscal y Social para cubrir los compromisos financieros heredados de la administración de Ricardo Martinelli y otros gastos, por el otro se aprueban millonarios recursos para cumplir con promesas electorales, como la Beca Universal y el programa 120 a los 65.

‘Es contradictorio que no tenga recursos para unas cosas y al mismo tiempo se aprueben gastos para cumplir promesas de campaña’, afirmó el economista Juan Jované, al ser consultado sobre un posible aumento al tope del déficit fiscal permitido por Ley.

A juicio de Jované, la Ley de Responsabilidad Fiscal y Social ‘no es más que un traje hecho a la medida del gobierno de turno’. Los cambios constantes que ha experimentado la política que limita el gasto y el déficit público en los últimos veinte años crean incertidumbre e inestabilidad, ‘es una mala práctica’, aseguró Jované. A juicio de Jované, la tendencia a aumentar el déficit fiscal preocupa, porque en cada administración de gobierno se hacen cambios, lo que indica que la ley no es tan confiable.

PREOCUPACIONES

‘Ojalá no se tenga que aumentar el déficit fiscal’, señaló el analista Felipe Chapman, de la firma Indesa. El experto recomienda revertir la tendencia actuando con prudencia y responsabilidad fiscal. ‘Desde hace varios años, muchas personas advirtieron de los peligros del excesivo e innecesario relajamiento fiscal, pero no se le prestó atención a dichos llamados a mantener disciplina’, recalcó.

‘Frank De Lima (exministro de Economía y Finanzas) debe dar una explicación’, dijo Fernando Aramburú Porras, expresidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas. ‘Esto ha creado una situación de estrechez fiscal en la nueva administración de gobierno que se ha quejado de no tener presupuesto para cubrir el subsidio eléctrico (475 millones de dólares) y cubrir créditos extraordinarios (608 millones de dólares)’, acotó.

Para Raúl Moreira, expresidente del Colegio Nacional de Economistas, esta situación se preveía por los excesivos compromisos que adquirió el gobierno de Martinelli y la disminución de los ingresos estatales en 300 millones de dólares. Para el experto, los cambios en la norma relajan la disciplina fiscal que debe tener una administración gubernamental. ‘Se eleva el nivel de déficit para no incumplir con la ley’, enfatizó.

Las calificadores internacionales como Fitch, Moody’s y Standard & Poor’s también han cuestionado al país por los constantes cambios en la norma fiscal, mientras que el Fondo Monetario Internacional recomendó a Panamá ‘una política fiscal más restrictiva’.

La actual legislación establece un déficit de 2.7% del Producto Interno Bruto, pero para el economista Horacio Estribí ‘es inevitable que se reforme ’. Sustenta que el déficit del primer semestre de este año alcanzó 3.2% (1,510 millones de dólares), cuando lo permitido para todo el año es 2.7%.

Dulcidio De La Guardia, titular del MEF, explicó que se pondrán en marcha acciones para lograr un balance del presupuesto, pero, de no lograrse, se presentará una nueva reforma a la Ley. De La Guardia destapó la situación de las finanzas en la Asamblea y reveló que la administración anterior sobreestimó los ingresos y los aportes del Canal de Panamá. Concluyó que hay un gran número de gastos, sin que hayan entrado ingresos que los respalden.