12 de Ago de 2022

Economía

Panameñas se unen para ayudar al prójimo

Un grupo de jóvenes panameñas se ha puesto a la tarea de llevar un poco de alegría a los más necesitados

Desde el nacimiento de su hijo Alex, en el año 2011, Yudith Requena, una humilde panameña agradecida con su suerte, se ha esmerado por llevar un poco de afecto y cariño a los más necesitados.

Comenzó entregando canastillas en el Hospital Santo Tomas, coincidiendo con el cumpleaños de su hijo.

Cuatro años después, su esfuerzo ha tomado fuerza con la ayuda de un grupo de compañeras y amigas, decididas a apoyar el Hogar de la Divina Gracia, que cobija a unas 24 niñas de edades de 12 a 20 años, que han pasado por situaciones difíciles.

A este hogar donaron, durante el año pasado, desde alimentos secos y útiles de aseo, hasta ropa nueva para las niñas y adolescentes que allí viven.

Semanas más tarde, les llevaron a las niñas una tarde de spa , para que disfrutaran de la experiencia de recibir relajantes capilares, blowers, cortes de cabello y manicura, entre otras cosas.

Otra institución que se benefició del buen corazón y acciones de Requena y sus amigas fue el Hogar Divino Niño, que alberga a 32 menores de edad, a quienes les entregaron alimentos secos, leche y ofrecieron un pequeño agasajo con obsequios para cada niño y niña, con el apoyo de madrinas y padrinos.

A lo largo del año pasado, la joven voluntaria siguió abrazando corazones y visitó por tercera ocasión el Hogar de la Divina Gracia, donde compartió, junto con otras voluntarias motivadas por su esfuerzo, un almuerzo navideño cargado de sorpresas para las jóvenes residentes.

Cuando Requena inició su obra, en 2011, estaba sola, pero se le han sumado siete voluntarias. Hoy día colaboran con ella 12 personas que llevan fe y esperanza a los más necesitados.

==========

‘‘Nuestra prioridad es ayudar a quienes más lo necesitan y la meta final es contribuir con muchas más personas',

JUDITH REQUENA

VOLUNTARIA