La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

El comercio global discrimina a la mujer, reconoce OMC

El Centro de Comercio Internacional (CCI) denunció que en la política comercial internacional existen ‘muchas exclusiones' para las mujeres.

En la UE el trabajo de una de cada nueve mujeres depende de las exportaciones.

La directora del Centro de Comercio Internacional (CCI), Arancha González, denunció, este martes, la situación de desigualdad a la que se enfrentan las mujeres en el mundo del comercio internacional, en una conferencia organizada junto a la Comisión Europea (CE).

‘En la política comercial vemos muchas exclusiones y brechas', indicó González en el foro internacional sobre comercio y mujeres, en el que fue ponente junto a la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

González recordó que las pymes representan más del 90% de los negocios en cada país, y que cuando éstas participan en comercio internacional ‘mejoran su productividad y competitividad y sus condiciones de empleo y salarios'.

‘El problema es que no muchas mujeres participan en empresas que participan en el comercio internacional', comentó, y señaló que sólo el 36% de las pymes suele está en manos de mujeres, mientras que únicamente el 15% está en poder de mujeres que participan en comercio internacional.

La responsable del CCI también lamentó que las mujeres no formen parte en la misma proporción que los hombres de los sectores económicos más poderosos, y que tengan peor formación digital a la hora de enfrentarse al comercio electrónico.

Más que ‘parar estas exclusiones', propuso formular ‘cómo incluir a más mujeres para que participen en el comercio internacional'.

González recordó que la iniciativa ‘She Trades' (Ella comercia), impulsada por su organización, busca precisamente compromisos con socios en todo el mundo para conectar a un millón de mujeres con los mercados para 2020.

‘Es un número modesto, porque la cifra de mujeres desconectadas en este ámbito es de mil millones', comentó, y se refirió a trabajar con países como Kenia, Ucrania, Filipinas, Chile o Colombia.

Por su parte, Malmström pidió ‘abrir a las mujeres nuevos mercados y nuevas oportunidades'.

‘En la UE, el trabajo de una de cada nueve mujeres depende de las exportaciones. Para los hombres, es uno de cada seis puestos de trabajo', apuntó, y enfatizó que no sólo se produce una desigualdad salarial sino también comercial.

La comisaria recordó que la UE pide a sus socios comerciales ‘firmar e implementar convenciones para la igualdad salarial y contra la discriminación en el empleo de las mujeres'.

‘No basta con tener leyes', subrayó el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, quien reconoció que aún ‘hay mucho por hacer' en su institución para incorporar más a las mujeres.

Como pasos concretos aludió a ayudar a las pymes para que empleen más a las mujeres y también elevar la atención sobre esta desigualdad.

EMPRESAS Y EXCLUSIÓN

La OMC reconoce que para disminuir la brecha entre mujeres y hombres no bastan las leyes

90% de las empresas en cada país son pymes, y cuando participan en el mercado internacional mejoran su productividad.

36% de las pequeñas y medianas empresas están en manos de mujeres y solo el 15% termina exportando.