Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Economía

Retorno del FAP al segundo trimestre del 2018 fue de 0%

El Fondo de Ahorro de Panamá acumuló una rentabilidad neta de 6.1% en el 2017; pero este año las inversiones no corrieron igual suerte. Solicitan cambiar la ley para capitalizar y aumentar los activos

Retorno del FAP al segundo trimestre del 2018 fue de 0%
El FAP administra actualmente unos $1,276 millones en activos netos.

El portafolio de inversiones del Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) no ha generado retornos en lo que va del presente año. Su rentabilidad bruta hasta finales de junio fue de 0%, lo que se traduce en pérdidas por $34 millones.

El presidente de la Junta Directiva del FAP, José Abbo, explicó en un foro de inversionistas que esto a veces pasa porque depende de la curva de rendimiento, que ahora está ‘prácticamente flat', pero se contrarrestó ‘evitando pérdidas en el mercado de renta fija'.

El economista Francisco Bustamante, consultado por este diario, señaló que la explicación que podría existir de ‘rendimiento cero' sería que los rendimientos de inversiones de renta variable fueron tan abismalmente bajos, que consumieron los rendimientos de las inversiones de renta fija.

Otro posible elemento, a juicio del economista, podría ser que algunos títulos de renta fija hayan sido ajustados por su valor de mercado, o no estén pagando los dividendos acordados, y se reflejan en la pérdida registrada. ‘Me hace pensar eso porque veo en la estructura de instrumentos de renta fija, valores de Fanny Mae que, como se sabe, junto con Freddie Mac fueron rescatadas por el gobierno en el 2008, por $187,500 millones.

BALANCE

Abbo indicó que la rentabilidad promedio del FAP, que fue creado en 2012 con los fondos heredados del Fondo de Inversión Social (FIS), ha sido del 15%. Solo en 2016 el retorno registrado fue de 3.6%, mientras que en el 2017 se incrementó a 6.4%, suerte que no han corrido las inversiones del fondo estatal este año.

Al 30 de junio, el FAP cerró con un total de activos netos por $1,276 millones, que en comparación con el mismo periodo del año anterior, representa una disminución del 2.28%, lo que el balance de resultados atribuye principalmente al pago de rendimientos del año 2017 al Tesoro Nacional por $31.5 millones, desembolsados en mayo e incluidos como parte de la disminución del fondo para lo que va de este año.

Los activos netos al finalizar el año 2017 eran de $1,310.2 millones, esto incluyendo acciones corporativas, bonos y depósitos a plazo, menos los pasivos. Los intereses generados ascendieron a $26.3 millones, otros $5.2 millones en dividendos recibidos como accionistas, $49 millones en ganancia neta en valores y $80.5 millones en ingresos brutos para el 2017, que descontando $3.9 millones de gastos operativos, totalizaron ingresos netos por $76.6 millones, citando el estado financiero de la entidad.

CAPITALIZACIÓN

RENDIMIENTO

El portafolio de inversiones del FAP busca carteras altamente líquidas.

6.1%

rentabilidad neta en 2017

3.6%

rentabilidad neta en 2016

El presidente de la junta directiva del fondo habló frente a los inversionistas de la ‘necesidad' de capitalizar el FAP para aumentar sus activos. Una de las ideas que según Abbo han dado al FAP integrantes de la sociedad civil, sin especificar quiénes, es que cuando se vendan las bandas de telefonía, los ingresos entren al fondo, así como cualquier venta de empresas estatales o una parte de ellas.

El fondo se capitalizaría, según la ley que impulsó su creación en 2012, con el excedente de los aportes del Canal de Panamá, una vez éstos cumpliesen con transferir al Tesoro Nacional un mínimo del 3.5% del Producto Interno Bruto del país. El Canal, que si bien ha aportado más desde un ampliación inaugurada en 2016, no ha alcanzado las proyecciones económicas con las que fue ampliado. Por esta razón, el Gobierno de turno solicitó la modificación del cálculo del aporte del Canal de Panamá al FAP para reducir la barra e inyectarle el capital que no ha podido hacer bajo la fórmula actual. El proyecto iba casado con la solicitud de la dispensa fiscal, que al final fue retirada de la Asamblea para generar un debate ‘técnico, sin tintes políticos', según declaró la regente encargada del MEF en su momento, Eyda Varela de Chinchilla.

El economista Francisco Bustamante concuerda con el hecho de que al no cumplirse la meta para los aportes del Canal, aunado al retiro de los rendimientos por parte del Gobierno, ‘esto limita el crecimiento del fondo, al eliminarle una fuente importante de ingresos'. Agrega que lo que incrementaría el rendimiento del Fondo, ‘serían las buenas inversiones en títulos seguros y de renta aceptable'. Igualmente, que los costos operativos del Fondo sean razonables, y que los retiros del gobierno de las utilidades sean limitados por casos específicos. ‘Si tienen más recursos, pueden invertir más. Aumentaría el retorno en dinero, pero no necesariamente la rentabilidad medida porcentualmente o en BPS', dijo Bustamante.

En lo que coincidieron los economistas Bustamante y Maribel Gordón, es que la información dada a la nación debe ser clara y transparente, ya sea por parte del Fideicomitente, del MEF (quien lleva el riesgo y responsabilidad de las decisiones de la Junta Directiva del FAP), del fiduciario, del Banco Nacional de Panamá (quien custodia los bienes) o de la Junta Directiva; al tratarse de fondos públicos.

El portafolio de inversión del FAP incluye activos líquidos, bonos soberanos, bonos supranacionales-multilaterales, bonos soberanos indexados a inflación, bonos corporativos y renta variable. También hay una sexta clase: inversiones alternativas (fondos de cobertura, fondos de capital privado, fondos de infraestructura y fondos de bienes raíces), instrumentos que pueden usarse si los activos del FAP exceden el 4% del PIB.