La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Economía

Apple reduce sus perspectivas de venta

Los datos a gran escala confirman las observaciones de Cook

El gigante tecnológico lideró la venta de teléfonos móviles durante años.

La revisión esta semana a la baja por parte de Apple de sus expectativas de ventas de iPhones pone de relieve algo que los datos ya llevan tiempo indicando: la saturación del mercado de teléfonos móviles, que tras varios años de crecimiento exponencial, parece estar tocando techo.

En una carta a los inversores de la compañía, el consejero delegado de Apple, Tim Cook, rebajó el miércoles de manera sustancial la facturación prevista para el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2019, y culpó de ello a la desaceleración en China y a una reducción en las renovaciones de iPhones.

‘Menos clientes renovaron sus teléfonos con respecto a lo que habíamos anticipado. Algunos clientes se aprovecharon de nuestra rebaja significativa en el precio de los recambios de batería', indicó el sucesor de Steve Jobs al frente de la empresa.

Los datos a gran escala confirman las observaciones de Cook: el mercado de móviles ya no crece como antaño y, por ejemplo, en el segundo trimestre de 2018 (el último del que se dispone de datos a nivel global) las ventas de teléfonos inteligentes en todo el mundo bajaron un 1.8% con respecto al mismo período de 2017.

Junto a Apple, Samsung, el otro titán de los teléfonos móviles, también experimentó dificultades el año pasado con su modelo Galaxy S9, que tuvo una acogida fría entre los consumidores. Según la Corporación Internacional de Datos (IDC), que elabora estos informes, durante esos tres meses de 2018 se vendieron 342 millones de móviles en el planeta, frente a los 348,2 millones del ejercicio anterior, lo que supuso el tercer trimestre consecutivo de caídas interanuales.

‘La combinación de la saturación del mercado, el incremento de la tasa de penetración y un precio medio de venta cada vez más elevado redujeron el crecimiento del conjunto del mercado', indicó el investigador de IDC Anthony Scarsella.

Según el experto, dado que muchos usuarios están pagando más por sus teléfonos a causa de la subida de precios por la que han apostado varios fabricantes, estos esperan que sus nuevos aparatos tengan una vida útil más larga que la de los modelos anteriores.

Esta tendencia la confirma un estudio llevado a cabo por la compañía Hyla Mobile Inc. según el cual los usuarios de teléfonos móviles cada vez tardan más en cambiar su aparato por un modelo nuevo, siendo la media actual de tiempo durante el cual se conserva un dispositivo iPhone en EE.UU., por ejemplo, de casi 3 años.

En 2017, la media de ‘vida' para los teléfonos de Apple era 2.37 años.