Panamá,25º

06 de Dec de 2019

Economía

Presidenta de AmCham: EEUU es y seguirá siendo el socio número uno de Panamá

La alta ejecutiva de Delta Air Lines evitó valorar la nueva posición de China en el país centroamericano con el establecimiento de los nexos diplomáticos en junio de 2017

Ciudad de Panamá.

Estados Unidos "es y seguirá siendo el socio comercial número uno de Panamá", afirmó la nueva presidenta de la Cámara Americana de Comercio e Industrias de Panamá (AmCham), Jeannette Díaz Granados, quien se ha propuesto impulsar aún más las oportunidades de negocios entre los dos países.

En una entrevista con Efe esta alta ejecutiva de Delta Air Lines evitó valorar la nueva posición de China en el país centroamericano con el establecimiento de los nexos diplomáticos en junio de 2017, o especular sobre el Gobierno que asumirá, el próximo 1 de julio, que resulte electo en los comicios generales de mayo.

"Somos una cámara apolítica, somos facilitadores: sea cual sea el nuevo Gobierno, nosotros seguiremos siendo facilitadores para impulsar el comercio entre Panamá y Estados Unidos", aseveró Díaz Granados.

La presidenta de Amcham también se limitó a indicar que esta Cámara se enfoca "en la relación de Panamá y EE.UU.", al ser consultada sobre los nexos del país centroamericano con China y su presencia en proyectos energéticos o en los planes de construir un tren de alta velocidad por más de 4.000 millones de dólares.

"Panamá puede tener relación con cualquier otro, es un país libre", dijo la líder empresarial, que sin embargo destacó las oportunidades de negocios que, por ejemplo, ha abierto la ampliación del Canal interoceánico para las empresas estadounidenses y panameñas.

"Estados Unidos es uno de nuestros principales socios y seguirá siendo el socio comercial número uno de Panamá", zanjó Díaz Granados.

Los números aportados por Amcham demuestran el peso de la relación con Estados Unidos, que es el destino del 18,1 % de las exportaciones panameñas y el proveedor del 24,3 % de las mercancías que llegan al país centroamericano.

Además, 31 de las 148 empresas multinacionales instaladas en Panamá bajo el régimen especial conocido como SEM son estadounidenses, y el país norteamericano es el primer usuario de la vía interoceánica, que construyó y operó desde 1914 hasta el 31 de diciembre de 1999 cuando la traspasó a Panamá.

La presidenta de la Cámara binacional contempla "muchas más oportunidades" de negocios entre Panamá y Estados Unidos "a futuro, con el Canal ampliado", que entró en servicio en junio de 2016.

La ampliación, una obra de al menos 5.600 millones de dólares construida por un consorcio internacional liderado por la española Sacyr, ha abierto el nicho del gas natural licuado (GNL), un producto que antes no podía pasar por la vía dadas las dimensiones de los buques.

La estadounidense AES inauguró en agosto de 2018 en la provincia caribeña de Colón la primera planta de generación de energía a base de gas natural y la primera terminal de recepción de GNL de Centroamérica, con coste de 1.150 millones de dólares y una capacidad instalada de 381 megavatios.

"Este proyecto es una demostración de los beneficios de la ampliación del Canal de Panamá, porque en el futuro los barcos van a suplirse de gas natural como fuente energética", declaró entonces Andrés Gluski, presidente ejecutivo de AES.

El segmento del GNL ya representa el 10 % de los tránsitos por las nuevas esclusas del Canal de Panamá, por donde pasa cerca del 6 % del comercio mundial.

AES es una de las cerca de 400 empresas que están integradas en la Cámara, de las cuales el 25 % son estadounidenses, el 54 % panameñas y el resto latinoamericanas, explicó Díaz Granados.

Además del sector energético, Díaz Granado ve mucho interés de parte de las empresas estadounidenses de las ramas de "la tecnología, la logística, y la parte hospitalaria" de Panamá.

El objetivo de Amcham, sostuvo la alta ejecutiva, es promover y facilitar los negocios entre Estados Unidos y Panamá, y su gestión se centrará en "dar continuidad" a los esfuerzos en ese sentido, independientemente de que este es un año electoral en el país centroamericano.

"Amcham continúa trabajando, y nosotros trabajamos muy de cerca con el sector privado y el sector público", el cambio de Gobierno "para nosotros creo que va a ser un período de transición, donde vamos a querer nuevamente tener una mancuerna muy buena con el Ministerio de Comercio e Industrias, con el que nosotros trabajamos, y con Proinvex", la oficina de promoción de inversiones, dijo.

En ese sentido, Díaz Granados resaltó la importancia de la implementación de procesos de "digitalización para mejor el plan logístico" en el país: "Nosotros como Amcham queremos que eso suceda porque queremos el desarrollo sostenible de Panamá".