Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Economía

Icefi baja las metas de recaudación tributaria para Panamá

Advierte de que la recaudación tributaria del país continúa mostrando signos de agotamiento al presentar resultados que permiten estimar, al cierre de 2019, una carga tributaria de 8.4%, por debajo del 9.0% previsto en el presupuesto, y del 8.9% observado en 2018

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) manifestó, a través de un informe, que la recaudación tributaria de Panamá continúa mostrando signos de agotamiento al presentar resultados que permiten estimar, al cierre de 2019, una carga tributaria de 8.4%, por debajo del 9.0% previsto en el presupuesto y del 8.9% observado en 2018.

A criterio del Icefi, el deterioro de la recaudación es resultado de la pérdida de capacidad de la administración tributaria para el cobro de impuestos y la percepción de los contribuyentes de la falta de controles y supervisión fiscal.

De continuar esta trayectoria, el Icefi estima que la administración tributaria reportará una brecha por $431.0 millones.

Perspectiva regional

A su vez, y de manera general, el Icefi expresó su preocupación por los resultados de la recaudación tributaria observados en la primera parte del año en los estados centroamericanos.

Alertó que si, como se proyecta, la recaudación continúa en la misma trayectoria, en 2019, la carga tributaria promedio simple de Centroamérica caerá, por segundo año consecutivo, al 13.7% del PIB.

Los resultados de la recaudación tributaria registrados por los Estados de Centroamérica, al cierre del primer semestre de 2019 permiten advertir de que de continuar la trayectoria mostrada, todos los países de la región, con la excepción de Honduras, reflejarán una reducción de su carga tributaria.

Factores tales como crisis políticas, pérdida de legitimidad de los gobiernos, menor crecimiento económico y menoscabo de la eficiencia de las administraciones tributarias y de su poder de acción por inconstitucionalidades, están afectando la recaudación de impuestos durante 2019. Adicional a estos condicionantes, a criterio del Icefi, los gobiernos y organismos legislativos de Centroamérica no están haciendo los esfuerzos necesarios para revertir este fenómeno, observado en algunos países incluso desde 2016

Según las proyecciones de cierre elaboradas por el Instituto, algunos de los Estados de la región terminarán con agujeros fiscales —diferencia entre la meta de recaudación establecida y la recaudación proyectada— de entre $31.2 millones (Nicaragua) y $ 431.1 millones (Panamá), mientras que en términos del PIB, podría equivaler a entre 0.3% (El Salvador y Nicaragua) y 0.6% del PIB (Panamá).

Los efectos inmediatos observables, relacionados con la caída de la recaudación son la disminución del gasto y la inversión pública (El Salvador, Guatemala, y Nicaragua) y una mayor velocidad de endeudamiento público (Panamá y El Salvador).

Señala que merece especial atención Costa Rica, que, salvo un cambio de trayectoria, derivado de los resultados de la reforma tributaria aprobada, podría tener más recursos de lo previsto en el presupuesto, aunque podría reflejar una menor carga tributaria que la histórica, por lo que podría producirse un aumento del déficit y de la deuda pública.

FACTORES

Icefi determinó algunos aspectos que inciden en el deterioro de las recaudaciones

Factores tales como crisis políticas, pérdida de legitimidad de los gobiernos, menor crecimiento económico y menoscabo de la eficiencia de las administraciones tributarias y de su poder de acción por inconstitucionalidades, están afectando la recaudación de impuestos durante 2019.

Resaltó que para los países del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) la recaudación constituye como mínimo el 90.0% de los recursos con los que cuentan para ejecutar sus políticas públicas, por lo que en el contexto actual, marcado por la necesidad de ofrecer una respuesta contundente e integral a la migración forzada por la pobreza, la carencia de oportunidades y la violencia, estos Estados carecen de recursos propios y de uso inmediato para ampliar la cobertura y calidad de los bienes y servicios públicos. A esto se suma una alta desconfianza ciudadana en los gobiernos de Guatemala y Honduras.

Considera que merecen especial atención, Costa Rica y Nicaragua, que aprobaron reformas tributarias recientes, y cuyos resultados, en términos de mejora de la recaudación, están todavía en entredicho.

Por lo expuesto anteriormente, Icefi hace un llamado de atención a las autoridades fiscales y tributarias así como a los organismos Legislativos de Centroamérica para que diseñen y pongan en marcha planes integrales —mejora de la fiscalización y del control; combate al contrabando y la informalidad; regulación de los flujos ilícitos de capitales y precios de transferencia, entre otros, aunados a mayores esfuerzos en la lucha contra la corrupción, la transparencia y la rendición de cuentas— que logren elevar la recaudación tributaria, elemento vital para garantizar el poder infraestructural de cualquier Estado democrático. De lo contrario, las Administraciones Públicas continuarán perdiendo sus capacidades para la protección de los derechos humanos, la promoción del desarrollo y la consolidación de la democracia.