La Estrella de Panamá
Panamá,25º

21 de Sep de 2019

Economía

EE.UU. prolonga tregua a Huawei, pero la empresa dice que eso ‘no cambia nada'

El Departamento de Comercio estadounidense explicó que la moratoria es para dar a los consumidores estadounidenses el tiempo para encontrar proveedores distintos a Huawei

La moratoria a Huawei se extiende hasta fin de año.

Tras el vencimiento del primer plazo dado a Huawei el pasado 20 de mayo, este lunes el Gobierno de Estados Unidos prolongó por tres meses más la moratoria a la empresa tecnológica china, colocada en una lista negra por supuesto espionaje.

Posteriormente, este martes, mediante un comunicado Huawei afirmó que la tregua ‘no cambia nada' para la empresa china, pues considera haber sido ‘tratado de manera injusta' por Estados Unidos. Además, aseguró que esa decisión ‘no tendrá impacto sustancial en los negocios de Huawei ni en un sentido ni en otro', publican los medios internacionales.

Por su lado, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Pekín, Geng Shuang, también se pronunció al respecto, destacando que ‘lo que haga Estados Unidos, no cambia el hecho de que no debería ampliar la noción de seguridad nacional, abusar del control de las exportaciones, discriminar a las empresas extranjeras, e inclusive intentar eliminarlas, sin contar con la menor prueba' sobre el supuesto espionaje'. Y en ese sentido también solicitó a Estados Unidos a que ‘rectifique inmediatamente su posición'.

No obstante, el Departamento de Comercio de Estados Unidos explicó que la moratoria ‘tiene como objetivo dar a los consumidores en todo Estados Unidos el tiempo necesario para encontrar proveedores distintos a Huawei, debido a la amenaza permanente para la seguridad nacional y la política exterior'.

Mientras tanto, otras 46 empresas asociadas a Huawei fueron agregadas a la lista negra, con lo cual las entidades y personas vetadas por Estados Unidos ya suman cerca de 100.

Según la fuente, la extensión de la moratoria comenzó a regir a partir de este mismo lunes, 19 de agosto, fecha en que vencía el plazo anteriormente fijado a finales de mayo, y se alargará hasta la tercera semana de noviembre, coincidiendo con el comienzo de la campaña navideña en Estados Unidos que empieza con la celebración del día de Acción de Gracias y el Viernes Negro.