Panamá,25º

13 de Dec de 2019

Economía

Mercosur avanza en la revisión del arancel externo, según canciller argentino

El trabajo que realiza el grupo implica la primera revisión integral que hace la unión aduanera de su AAEC, que rige desde hace 25 años

El arancel máximo del bloque es del 35 %, pero el promedio aplicado es del 11,5 %, aunque para algunos bienes intermedios la alícuota llega al 20 %.EFE

El canciller argentino, Jorge Faurie, dijo este jueves que el Mercosur avanza en el proceso de revisión de arancel externo común (AEC) que rige en la unión aduanera desde hace 25 años.

En una rueda de prensa tras la reunión de Gabinete que se realizó este jueves, Faurie recordó que durante el primer semestre de este año se iniciaron los trabajos para examinar la consistencia y la dispersión del AEC, la tasa que pagan los bienes que ingresan al Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) desde otros países.

"Hemos formado a principios de año un grupo de trabajo, donde hemos intercambiado algunos lineamientos generales y donde todos, los cuatro países, coincidimos que el AEC que tenemos es alto, que le quita competitividad a las cuatro economías y que tenemos que trabajar sobre ello", dijo Faurie.

El ministro de Exteriores argentino indicó que el grupo de trabajo, en el marco de la cumbre semestral del bloque, que se celebrará la próxima semana en Bento Gonçalves (Brasil), "va a presentar cuál va a ser la hoja de trabajo para continuar trabajando las ideas de los cuatro países".

"Argentina, como todos los países, hemos presentado un diagnóstico de cómo vemos y cómo creemos que se podría resolver. A partir de eso, haremos una hoja de trabajo para ver cómo seguir. Esto es una decisión por consenso de los cuatro países", indicó el canciller.

El trabajo que realiza el grupo implica la primera revisión integral que hace la unión aduanera de su AAEC, que rige desde hace 25 años.

El arancel máximo del bloque es del 35 %, pero el promedio aplicado es del 11,5 %, aunque para algunos bienes intermedios la alícuota llega al 20 %.

Aunque el proceso de revisión recién concluiría en 2020, los socios han apuntado en la cumbre realizada en julio pasado en Argentina que una bajada de aranceles resultará clave para que las economías del Mercosur ganen competitividad en un contexto complicado para el comercio global.

Faurie confirmó que el presidente argentino, Mauricio Macri, asistirá a la cumbre en Brasil, la última cita del Mercosur a la que acudirá antes de dejar la Casa Rosada, el próximo 10 de diciembre.

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, celebró este jueves que el mandatario brasileño, el derechista Jair Bolsonaro, con quien ha tenido varias diferencias en los últimos meses, haya afirmado que apuesta por tener un "vínculo pragmático" en el Mercosur.

"Vi con alegría que el presidente de Brasil hoy propuso tener un vinculo pragmático para el Mercosur. Es lo que debemos hacer. Porque el Mercosur lo va a superar a Bolsonaro y lo va a superar a Alberto Fernández", expresó el líder peronista en la conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), en Buenos Aires.

Para Fernández, el Mercosur es la "unión definitiva" de los cuatro países que lo integran, pero también con asociados como Bolivia y Chile, "para construir un mercado común" que permita "enfrentar el desafío de la globalización con otra fuerza".

"Vamos a profundizar el acuerdo con el Mercosur. Que el Mercosur en la coyuntura tenga presidentes que piensan distinto no me hace perder de vista la importancia del Mercosur. Ninguna disputa personal que pueda tener me va a hacer poner a Argentina en el lugar equivocado", sentenció.

Fernández no se ha expresado sobre la cuestión arancelaria dentro del bloque, pero sí advirtió este jueves que protegerá a algunas ramas de la industria local frente a ciertas importaciones.

Al defender el desarrollo de la industria nacional y las complejidades del mundo actual, el peronista, que asumirá la Presidencia con una economía en recesión desde 2018, aclaró que no piensa "vivir a puertas cerradas" o "parar importaciones".

"Pero que todos entiendan que no voy a traer camisetas de China, zapatos de Brasil o bicicletas de Corea para que nuestros productores sigan cayéndose. No lo voy a hacer. No lo vamos a hacer. Y eso no es una economía cerrada, eso es ser inteligentes", enfatizó.