Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Economía

Coronavirus ensombrece la economía mundial

Debido a la crisis sanitaria que impacta a China, renombrados economistas panameños y extranjeros advierten el riesgo de una recesión, de lo que no escapan los principales sectores de la economía panameña

“Cuando China estornuda, el mundo se resfría”. Es una expresión que indica que si el gigante asiático experimenta situaciones adversas, el resto del mundo lo resiente. Una realidad de la que no escapa Panamá.

China intensificó los esfuerzos para garantizar un suministro continuo y precios estables de las carnes en medio del brote de coronavirus.Xinhua | Zhang Long

El brote del coronavirus, que estalló en la ciudad de Wuhan, en China, y que ha cobrado la vida de más de dos centenares de personas, se ha extendido a más de una veintena de países de distintos continentes, entre ellos América.

La crisis sanitaria impactó los mercados financieros. La semana pasada, las bolsas del mundo cayeron. Los precios del petróleo también experimentaron sus mínimos en tres menos como consecuencia de la expansión del virus.

De hecho, el economista jefe de Moody's Capital Markets Research, Inc., John Lonski, alertó que una pandemia de coronavirus sería "peor" que la crisis financiera mundial y la gran recesión que se registró en 2008-2009.

“Las expectativas de una aceleración del crecimiento mundial al 3.3% en 2020 ahora están siendo desafiadas por lo desconocido del coronavirus”, apuntó Lonski en una publicación de Moody's Analytics que cuelga en su página web.

En la última semana, al menos nueve aerolíneas (British Airways, Lion Air, Lufthansa, Iberia, United Airlines, American Airlines, Egyptair, Air France, Seúl Air y Delta Airlines) suspendieron sus vuelos desde y hacia China. Otras han reducido el número de viajes. La aerolínea Air China también anunció la suspensión temporal de su vuelo Houston-Panamá-Houston, programado para este fin de semana. La aerolínea vuela a Panamá los jueves y domingo.

Y, aunque, es prematuro medir el impacto económico del patógeno, si continúa expandiéndose, el comercio internacional y, por ende, la economía mundial, saldrían afectados, advirtió el economista Felipe Chapman.

En caso de que China frene su oferta y su demanda, la economía mundial podría experimentar una desaceleración. Los principales socios comerciales de China también se perjudicarían. “Si disminuye el consumo, se afecta la cadena de suministro...”, expresó Chapman.

Un analista financiero vinculado al sector gubernamental, que pidió reserva de su identidad, prevé que disminuya la demanda de bienes y de productos del comercio internacional en China como consecuencia del coronavirus.

Incluso, si el virus se detuviera mañana, ya existe un impacto negativo a corto plazo en la industria del turismo y en el comercio mundial. “Hasta ahora las consecuencias negativas que puede tener el coronavirus en la economía mundial no se han calculado. Pero lo que sí se sabe es que hay un efecto negativo en los hoteles, cruceros, restaurantes y aerolíneas y todos los que dependen de ellos", dijo el economista Rolando Gordón.

Sostuvo que en la medida en que esto no se solucione, el mercado chino se va ir cerrando al comercio internacional. Pero, además, las relaciones de Estados Unidos con China, que apenas acaban de llegar a un acuerdo, también se podrían deteriorar.

“El impacto va a ser más negativo. Traerá una fuerte desaceleración en China que se va sentir a nivel global, porque es la segunda economía más importante del mundo”, afirmó Gordón.

El Gobierno chino estima que el impacto del coronavirus en su economía puede ser mucho más significativo que el que sufrió con el brote de SARS hace 17 años. El Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, por sus siglas en inglés) dejó entre noviembre de 2002 y julio de 2003 alrededor de 800 fallecidos y le costó a la economía mundial un estimado de $33,000 millones, el 0.1% del PIB mundial.

El número de afectados por el coronavirus de Wuhan, China, ya alcanza los 11,890, y supera el total de casos reportados con la epidemia del SARS en 2003 en todo el mundo, 8,096, alertó la semana pasada la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más de 250 personas ya han fallecido a causa de la enfermedad en el país asiático. El coronavirus ya alcanza todo el territorio de China y salió de sus fronteras. Japón, Tailandia, Singapure, Vietnam, Malasia, Corea del Sur, Camboya, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Rusia, España, Canadá, Estados Unidos, entre otros, reportan contagios.

Y aunque los economistas están conscientes de que las proyecciones que se puedan dar sobre los efectos que causaría la enfermedad a la economía mundial son muy preliminares, en una publicación de france24.com con información de las agencias Reuters y EFE, Daniel La Calle, PhD en Economía y profesor en la Escuela de Inteligencia Económica (IE Business School), señaló que si se toma como referencia el impacto económico global del SARS en 2003 y se compara con el virus actual, el impacto se podría situar entre un 0.7% y un 0.1% del PIB mundial.

En 2019, el peso de China en la economía mundial fue de $14 mil millones. El país asiático representa el 18% del producto interno bruto (PIB) mundial, del cual una gran parte equivale a las exportaciones mundiales.

La ciudad china de Wuhan es, además, sede de los principales productores nacionales de automóviles y acero, en la que más de 300 de las más de 500 principales empresas del mundo tienen presencia. Algunas están tomado medidas. 

Panamá, 'un país muy susceptible al virus'

Frente a este panorama, el economista y catedrático universitario Ramón Rodríguez consideró que aunque no hay que alarmarse de sobremanera por el virus, sí hay que documentarse de lo que está significando la enfermedad globalmente y lo que se está haciendo para lograr la vacuna para su cura.

Asimismo, Rodríguez reconoció que "Panamá también es un país muy susceptible a una enfermedad de esta naturaleza debido a que su economía es abierta al comercio internacional, vinculada al sector terciario, de servicios".

En ese contexto, el tránsito por el Canal de Panamá, su sector logístico y portuario también sufrirían sus efectos. “Menos actividad económica se traduciría en menos contenedores y menos barcos de mercancías”, expresó una fuente vinculada al sector gubernamental.

China es un socio comercial indiscutible de Panamá. Es un importante cliente del Canal, es el segundo mayor usuario de la vía después de Estados Unidos. Y por allí transita más del 6% del comercio mundial.

El Canal, a través de su departamento de Relaciones Públicas, aseguró que está monitoreando de cerca la situación, como hace con otros eventos mundiales.

China es, además, el máximo proveedor de la Zona Libre de Colón (ZLC), la zona franca más importante de América y la segunda del mundo, con un volumen anual de importaciones y reexportaciones estimado en $16.160 millones. La ZLC importa mercancías de China por más de mil millones, en seis meses.

El economista Raúl Moreira no descartó que esta situación de cuarentena y restricciones generalizadas tanto en Panamá como a nivel mundial a causa del brote, vaya a afectar el nivel de consumo, y al igual que la carga que transite por el Canal y la que se mueve en los puertos, también reduzca la que se negocia en la ZLC.

“Se espera que a nivel interno como consecuencia (del coronavirus) se podría afectar el comercio al por menor”; y “a medida que demore más la solución a esta emergencia, las afectaciones tenderán a ser mayores”, arguyó Moreira.

Coronavirus ensombrece la economía mundial
Coronavirus ensombrece la economía mundial

En los últimos años, la economía de Panamá ha experimentado un menor crecimiento, por debajo del 5%. Crece a su tasa más baja en una década, un 3.5% del PIB en 2019. Aunque se mantiene entre las más dinámicas de América Latina y el Caribe.

China es, igualmente, un potente socio comercial de América Latina. El segundo de la región, de acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de 2018.

No obstante, las previsiones para la región este año no se pintan nada favorable, más cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI), en sus revisiones publicadas la semana pasada, rebajó en 0.2 puntos porcentuales, a 1. 6%, sus perspectivas de crecimiento para América Latina en 2020.

El virus y los acuerdos chino - panameños

Panamá, a su vez, tiene una fuerte vinculación con China por muchos proyectos que se están realizando y otros por realizar. Así como una serie de acuerdos y memorandos, muchos de los cuales, (19), fueron sentados durante la administración anterior. Entre ellos sobresale el de estatus de Destino Turístico aprobado por parte de China que facilita viajes grupales de turistas chinos a Panamá.

Otros memorandos son: de desarrollo de medidas sanitarias y fitosanitarias para que Panamá pueda exportar sus productos al mercado chino; de cooperación agrícola para mejorar la capacidad productiva agrícola y ganadera de Panamá; de cooperación económica, comercial y de inversión, por mencionar algunos; y otros relacionados con el sector marítimo y financiero para aumentar las inversiones y la competitividad del país.

También se implementó el sistema de visas estampadas de múltiples entradas y salidas de ciudadanos chinos a Panamá, hasta por tres años; y la aerolínea Air China activó sus vuelos a Panamá en abril de 2018, con la idea de aumentar la entrada de turistas asiáticos al territorio nacional con miras a incrementar el turismo.

China es el mayor país emisor de turistas en el mundo y se clasifica entre los cinco países con mayor gasto turístico, según la Organización Mundial del Turismo (OMT).

De acuerdo con los últimos datos que se conocen de 2003, la comunidad china en Panamá está integrada por unas 135 mil personas, lo que supone un 4% de los 4 millones de habitantes del istmo panameño.

En 2018, Panamá exportó a China $49.4 millones en productos, principalmente residuos y desperdicios de la industria alimentaria. Mientras que China importó de Panamá $1,335 millones en productos, especialmente hierro y acero, según cifras de la Contraloría General.

Propagación del virus

Más de dos centenares de personas han muerto desde que se dio a conocer el virus en China.

291 Casos de coronavirus se reportaron el 20 de enero de 2020, en la provincia de Hubei.

446 Casos se contabilizaron dos días después, el 22 de enero de 2020.

864 Infectados se registraron el 24 de enero de 2020. La cifra de enfermos se triplicó en cuatro días.

2,021 Casos de coronavirus se registraron el 26 de enero de 2020. Aumentó exponencialmente el contagio.

4,524 Casos de coronavirus se reportaron el 28 de enero de 2020.

7,710 Casos de coronavirus se reportaron el 30 de enero de 2020. Más de 4,500 casos se diagnosticaron en la provincia de Hubei.

¿Qué tan contagioso es el coronavirus?