15 de Oct de 2021

Economía

Mueren más de 59 mil pollos en una granja de Panamá Oeste

Carlos Espinosa, propietario de la granja Agropecuaria Palma Real, indicó que el hecho se dio por la falta del suministro eléctrico

Muerte de pollos
Las aves murieron por el golpe de "calor", ya que la luz se fue desde las 7 de la mañana hasta pasado las 4 de la tarde. Cedida

Unos 59 mil pollos murieron ayer en una granja de Panamá Oeste tras no contar con el suministro de energía eléctrica varios sectores de la región, por más de seis horas. La empresa distribuidora del servicio para esta área del país es Naturgy S.A.

Carlos Espinosa, propietario y administrador de la granja Agropecuaria Palma Real explicó que el evento se da porque ayer a las 7 de la mañana se fue el suministro de energía y las aves se encontraban en galpones túnel no pulverizados, pero la planta de emergencia de la granja entró a trabajar, sin embargo, alrededor de las 2 de la tarde sufre un percance y deja de funcionar, ocasionando que los pollos comenzarán a morir.

"Hoy tenemos una tarea titánica que es la de lograr sacar todas las aves muertas y echarlas en una fosa", dijo Espinosa al tiempo que comunicó que la granja que lleva nueve años no solo se dedica a la cría de pollo sino también al ganado, y es la primera vez que les sucede una pérdida de esta magnitud.

Según reportes de Naturgy, el incidente afectó a sectores como Brisas del Golf, Río Congo, Bda. Moscú, Nuevo Emperador, Residencial West Garden, Carrizal, El Lirio, El Arado, Loma Alta, Brisas de Los Lagos, Residencial Las Verdes, Residencial Greenland y áreas aledañas.

Espinosa, quien también es productor, detalló que la granja está ubicada en el corregimiento del Arado en el poblado de Río Congo, La Chorrera. "La luz se fue cuando no había ningún tipo de inconveniente climático, pero fue simple y sencillamente por el día a día que vive Panamá Oeste donde se está expuesto a la falta de suministro eléctrico de manera muy constante", criticó.

Mencionó que la pérdida económica está valorada en varios miles de dólares, sumado a que las aves no llegarán a la mesa de muchas familias, ya que la granja es contratista de una empresa local, encargada de suministrar pollos a los supermercados, tienda, etc.

"Nosotros estamos en comunicación desde ayer con la empresa que se apersonó a la granja y hoy  estamos viendo que estrategia vamos a tomar", comentó el productor.