19 de Oct de 2021

Internacional

El mundo se alegra de la muerte de Bin Laden

La inmensa mayoría de los países expresó el lunes su satisfacción por la muerte de Osama bin Laden, durante una operación de las fuerza...

La inmensa mayoría de los países expresó el lunes su satisfacción por la muerte de Osama bin Laden, durante una operación de las fuerzas estadounidenses en Pakistán, pero advirtió que esto no significa el final de Al Qaida ni del terrorismo, y no descarta represalias.

"Se ha hecho justicia", afirmó el presidente estadounidense, Barack Obama, al anunciar solemnemente la muerte de un "terrorista responsable del asesinato de miles de inocentes". Pero instó a "permanecer alerta" porque no cabe "ninguna duda" de que Al Qaida sigue amenazando a Estados Unidos.

Para su predecesor, George W. Bush, es una "victoria para Estados Unidos, para los pueblos ávidos de paz", mientras que el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, se dijo "inmensamente orgulloso de todos los que estuvieron involucrados en la victoriosa operación".

La secretaria de Estado Hillary Clinton instó a los talibanes afganos a abandonar la red Al Qaida. "No esperen que nos vayamos, no podrán vencernos, pero pueden elegir abandonar Al Qaida y participar de un proceso político pacífico", dijo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo a su vez que la muerte de Bin Laden es "un momento decisivo" en la lucha global contra el terrorismo.España, golpeada duramente por ataques de Al Qaida en 2004 que causaron 191 muertos y más de 2.000 heridos, manifestó su satisfacción.

Pakistán, por su parte, calificó la operación de "gran victoria" contra el "terrorismo", mientras que su vecino Afganistán estimó que Bin Laden pagó por "sus actos", y, como India, aprovechó para subrayar que el líder de Al Qaida se encontraba en Pakistán y no en su territorio.

Gran Bretaña, golpeada en 2005 por atentados sangrientos vinculados a Al Qaida, estimó que el anuncio constituye un "gran alivio para los pueblos en el mundo", pero advirtió que esta muerte "por supuesto, no significa el final de la amenaza del terrorismo extremista a la que nos enfrentamos".Interpol, organización de cooperación policial internacional, advirtió este lunes de la posibilidad de "un riesgo terrorista más alto", tras la liquidación de Bin Laden.

Francia saludó por su parte "la tenacidad de Estados Unidos", mientras que Alemania consideró los hechos como "una victoria de las fuerzas de paz" e Italia como "un gran resultado en la lucha contra el mal".

Para la Unión Europea, la muerte de Bin Laden hace que el mundo sea "más seguro".Rusia saludó este "éxito importante" de Estados Unidos, al igual que Turquía, un país laico de mayoría musulmana.Israel aplaudió "esta victoria de la justicia, de la libertad y de los valores comunes de los países democráticos", pero advirtió que Al Qaida hará "un máximo de esfuerzos para cometer un atentado espectacular".

Por el contrario, el movimiento extremista palestino Hamas, al mando en la franja de Gaza, "condenó el asesinato de cualquier muyahidín (combatiente islámico) y de cualquier individuo, musulmán o árabe, y pidió a Dios que le conceda su misericordia".Irak afirmó estar, por su parte, "encantado", mientras que Yemen esperó que sea "el comienzo del fin del terrorismo".

Irán consideró que la muerte de Bin Laden deja a "Estados Unidos y a sus aliados sin excusas para mantener a sus fuerzas en Medio Oriente bajo pretexto de luchar contra el terrorismo".

Kenia, blanco en 1998 de un atentado sangriento contra la embajada de Estados Unidos en Nairobi, estimó que se ha hecho justicia.Otros países, como Australia, Nueva Zelanda y Japón, se congratularon por la muerte del fundador de Al Qaida.Ecuador no celebró la muerte del líder de Al Qaida y señaló que la reacción estadounidense ha sido "desproporcionada".

Brasil, por su parte, expresó su preocupación por posibles represalias. México, Chile y Colombia felicitaron a Estados Unidos por su operativo, y Perú afirmó incluso que la muerte de Bin Laden es el primer milagro del beatificado papa Juan Pablo II.

"Su primer milagro ha sido llevarse del mundo a la encarnación del mal, la encarnación demoníaca del crimen y del odio", dijo el mandatario al inaugurar obras de una central hidroeléctrica en Cusco (sudeste). "En el mismo día en que era beatificado nos ha dado la noticia de que quien volaba torres y edificios ya no está acá, ojalá se vaya con él la odiosidad y el resentimiento, creo que este es un primer milagro del beato Juan Pablo II", añadió.

García remarcó que se trata de una gran noticia que "debe complacer al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y reivindica al ex presidente George W. Bush, quien tomó la decisión de castigar a bin Laden".

"Esperemos que con su caída, este equipo que quería llevar el terrorismo al mundo pierda totalmente su importancia", añadió.Osama bin Laden murió el domingo en un operativo llevado a cabo por tropas estadounidenses en la ciudad de Abbottabad, en Pakistán. Su cuerpo fue inhumado en el Mar Arábigo.