17 de Oct de 2021

Internacional

¿A quiénes se les acabó el mundo?

Las afirmaciones de que el mundo se acabaría este sábado 21 de mayo llevaron a un anciano a perder los ahorros de toda su vida.

Las afirmaciones de que el mundo se acabaría este sábado 21 de mayo llevaron a un anciano a perder los ahorros de toda su vida.

Se trata de Robert Fitzpatrick, quien trabajaba en el servicio de transporte público de Nueva York, un jubilado que utilizó todo ese esfuerzo de años para empapelar la Gran Manzana con carteles que afirman que un terremoto traerá el apocalipsis el 21 de mayo de 2011, reporta el sitio de noticias Daily News.

Y no es para menos, el hombre de 60 años gastó 140 mil dólares para anunciar el fin del mundo, que de acuerdo al grupo cristiano evangélico al que pertenece el hombre, acabará en esta fecha porque es exactamente 7 mil años después de que Noé se salvara del Diluvio Universal.

El despliegue de mil carteles en los vagones del tren le ha costado alrededor de 90 mil dólares, mientras que los carteles en las marquesinas de paradas supera los 50 mil dólares.

"¡Terremoto global! El mayor de todos los tiempos. Día del juicio final: 21 de mayo", dicen los carteles publicitarios.

Allí se muestran la esfera de un reloj a punto de marcar las doce sobre una fotografía de un paisaje nocturno de Jerusalén y un versículo bíblico.

En la página web del grupo alega que "La Sagrada Biblia da más pruebas increíbles de que el 21 de mayo de 2011 es exactamente el momento del Juicio Final" y se colocaron decenas de vallas publicitarias en otras ciudades de Estados Unidos y Canadá con la profecía.

Predicador

Según Harold Camping, un predicador de Oakland (Arizona), de 89 años, el mundo terminaría este sábado; el mensaje se difundió en Family Radio Network a 66 estaciones de radio en Estados Unidos.

Los fondos para su organización son donaciones de sus propios oyentes.

Después de 70 años estudiando la Biblia ha llegado a la conclusión de que el mundo terminaría el 21 de mayo de 2011 porque en ese momento habrán pasado 722,500 días desde el 1 de abril del año 33, que según él es la fecha exacta de la Crucifixión.

Camping, quien se autoproclama como un profeta, enseña que un calendario bíblico se ocultó de acuerdo con "Daniel 12:9, Apocalipsis 22:10", detallando el inminente fin del mundo.

Además dice que el número 722,500 es muy importante porque se obtiene de la multiplicación de tres números sagrados (5, 10 y 17) dos veces.

La radio cristiano evangélica viene desde octubre de 2010 difundiendo la noticia de la predicción numerológica del juicio final.

La paranoia sobre el fin del mundo y el terrorismo ha alcanzado a algunos multimillonarios quienes han decidido recurrir a la construcción de costosos "búnkers de supervivencia".

Fue desde hace tres años cuando Danila Andreyev comenzó a contruir "habitaciones del pánico" cuyo costo puede ascender a $400 mil cada uno, y ahora tiene como clientes principales a empresarios rusos, reporta el diario El Nuevo Día.