Panamá,25º

19 de Nov de 2019

Internacional

Lavitola será interrogado este miércoles en la cárcel de Nápoles

El empresario italiano Valter Lavitola, antiguo colaborador del exprimer ministro de Italia Silvio Berlusconi, será interrogado hoy en ...

El empresario italiano Valter Lavitola, antiguo colaborador del exprimer ministro de Italia Silvio Berlusconi, será interrogado hoy en la cárcel de Nápoles, donde se encuentra detenido, supuestamente ofrecer soborno al presidente panameño Ricardo Martinelli, a cambio de contratas, donde destaca la construcción de cárceles, según información de los medios de comunicación de ese país europeo.

Sobre Lavitola, que fue director del diario italiano "Avanti", arrestado el pasado lunes 16 de abril, cuando regresaba de a su país procedente de Argentina, donde se había refugiado, pesan las acusaciones de chantaje a Berlusconi, corrupción y desvío ilegal de fondos al exterior.

La agencia EFE indicó que los fiscales de Nápoles interrogarán a Lavitola primero sobre su supuesta participación en el chantaje a Berlusconi y sus fiestas con jóvenes y después le preguntarán sobre sus movimientos en Panamá, país donde se ha desatado una polémica por la supuesta relación que guardaba en empresario con el presidente de ese país centroamericano.

Lavitola entregó sobornos a funcionarios panameños para cerrar contratos millonarios, según los medios de comunicación que citan y publican documentos de la investigación.

La prensa italiana catalogada de emitir información falsa, según el Secretario de Comunicación del Estado panameño, Luis Eduardo Camacho, cita anotaciones de la policía italiana que se refieren a un acuerdo firmado entre Italia y Panamá en agosto de 2010 para comprar equipos a las sociedades Selex, Telespazio y Augusta, controladas por estatal italiana de tecnología aeroespacial y de defensa, Finmeccanica.

Los medios también destacan que el empresario italiano, había prometido decenas de millones de euros a los funcionarios panameños para la firma de un contrato por un valor de 176 millones de euros (231 millones de dólares al cambio actual) para la construcción de cárceles, pero que finalmente no fueron realizados.