Temas Especiales

31 de Ene de 2023

Internacional

Manifestaciones en España contra la libertad condicional a un etarra

Centenares de personas se manifestaron este sábado en el País Vasco y en Madrid para denunciar la libertad condicional acordada a un mi...

Centenares de personas se manifestaron este sábado en el País Vasco y en Madrid para denunciar la libertad condicional acordada a un miembro de ETA gravemente enfermo, después de una ola de protestas entre los presos de la organización separatista vasca.

Un centenar de personas, en su mayoría procedentes de Madrid, encabezadas por la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AV), Ángeles Pedraza, participaron en una marcha simbólica entre la antigua prisión de Nanclares de Oca, en la provincia de Álava, hacia la nueva prisión de Zaballa, donde están encarcelados varios miembros de ETA.

"Justicia", "Yo estoy con las víctimas de la justicia" o "Por la derrota total de ETA" eran algunos de los lemas en las pancartas de los manifestantes, que cruzaron la ciudad en silencio hasta la prisión de Zaballa para pedir "verdad, memoria, dignidad y justicia".

"Frente a la impunidad, justicia" reclamaron por su parte centenares de manifestantes en Madrid, frente al ministerio del Interior, denunciando lo que consideran "concesiones" del ministro Jorge Fernández Díaz a los presos de ETA.

El ministerio acordó en agosto un régimen de semilibertad al etarra Iosu Uribetxeberria, condenado a 32 años de prisión por secuestro, lo que abre la vía a su libertad condicional.

El detenido, con un cáncer en fase terminal, vio como la decisión fue confirmada por un juez pero sigue en la prisión a la espera de la resolución de un recurso.

El presidente de la asociación Voces Contra el Terrorismo (VCT), Francisco José Alcaraz, denunció por su parte la "traición" del gobierno de derecha.

La situación de Uribetxeberria, que estuvo en huelga de hambre 14 días en agosto, provocó la solidaridad de los cerca de 700 prisioneros de ETA detenidos en España y en Francia, y unos 200 decidieron imitarle.

ETA, responsable de la muerte de 829 personas en los últimos 40 años, anunció el 20 de octubre de 2011 el "cese definitivo de su actividad armada", pero no se disolvió ni entregó las ramas.

ETA pone como condición para el desarme la amnistía de sus miembros encarcelados.