Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Internacional

Disminuye hambre en América Latina y Caribe

El hambre en América Latina y el Caribe se redujo en las últimas dos décadas, pasando de 65 millones de personas hambrientas en 1990-19...

El hambre en América Latina y el Caribe se redujo en las últimas dos décadas, pasando de 65 millones de personas hambrientas en 1990-1992 a 49 millones en 2010-2012, de acuerdo con un informe de Naciones Unidas difundido el martes.

Las cifras representan una reducción del 14,6% al 8,3% de la población del continente; sin embargo, el ritmo de los avances ha disminuido recientemente, expresa el informe sobre el Estado de la Inseguridad Alimentaria en el mundo 2012 (SOFI, por su sigla en inglés), publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Globalmente, cerca de 870 millones de personas padecían subnutrición crónica en el período 2010-2012, una octava parte de la población mundial. De ellas, 852 millones vivían en países en desarrollo _alrededor del 15% de su población_ mientras que 16 millones de personas estaban subnutridas en los países desarrollados.

"En el mundo actual de oportunidades sin precedentes a nivel tecnológico y económico, nos parece totalmente inaceptable que más de 100 millones de niños menores de cinco años estén bajos de peso, y por lo tanto no puedan desarrollar todo su potencial humano y socioeconómico, y que la desnutrición infantil provoque la muerte de más de 2,5 millones de niños cada año", se afirma en el prólogo del informe.

El organismo hizo "un llamamiento a la comunidad internacional para hacer esfuerzos adicionales para ayudar a los más pobres a disfrutar de su derecho humano fundamental a una alimentación adecuada. El mundo posee los conocimientos y los medios para eliminar toda forma de inseguridad alimentaria y desnutrición".

El informe sugiere que, si se adoptan medidas adecuadas para revertir la desaceleración económica de 2007-2008 y para alimentar a los hambrientos, aún es posible cumplir la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre en el mundo en desarrollo en 2015.

La subnutrición en los dos últimos decenios disminuyó casi un 30% en Asia y el Pacífico, de 739 millones a 563 millones de personas, debido principalmente al progreso socioeconómico de muchos países de la región.

Africa fue la única región donde el número de personas hambrientas aumentó en el período citado, pasando de 175 millones a 239 millones, con casi 20 millones sumados en los últimos cuatro años.

Las regiones desarrolladas también han experimentado un aumento en el número de personas que pasan hambre, de 13 millones en 2004-2006 a 16 millones en 2010-2012.