Temas Especiales

24 de Oct de 2020

América

Argentina se atribuye control de las Malvinas

BUENOS AIRES. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, reclamó al Reino Unido que se siente a dialogar sobre la soberanía de las ...

BUENOS AIRES. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, reclamó al Reino Unido que se siente a dialogar sobre la soberanía de las islas Malvinas, tal como lo establecen las resoluciones de Naciones Unidas.

Los barcos que quieran atravesar aguas argentinas hacia las Islas Malvinas deberán pedir autorización al país de Argentina, anunció el martes el gobierno, en respuesta al proyecto británico de prospección petrolera del archipiélago, cuya soberanía reclama Buenos Aires.

“Todo buque que se proponga transitar entre puertos ubicados en Argentina continental y puertos ubicados en las Islas Malvinas, o atravesar aguas jurisdiccionales argentinas en dirección a estos últimos” deberá pedir permiso previo al gobierno argentino, dijo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, al dar a conocer un decreto firmado el martes por la presidenta Cristina Kirchner.

LO QUE PLANTEA EL DECRETO

El decreto especifica que tendrán que declararse las mercaderías que sean transportadas “en forma directa o indirecta” entre puertos de Argentina y las Malvinas, el archipiélago del Atlántico sur cuya disputa de soberanía generó una guerra con Gran Bretaña en 1982.

La medida argentina responde a la autorización que dio Gran Bretaña para iniciar la exploración de hidrocarburos en la cuenca del archipiélago austral, ocupado por los británicos desde 1833.

Según Fernández, el decreto busca garantizar “no sólo una defensa de la soberanía argentina, sino además de todos los recursos” en la zona. Durante un acto en la localidad bonaerense de Merlo, este martes, la presidenta Cristina Kirchner reclamó que se haga cumplir al Reino Unido las resoluciones de la ONU respecto de las Islas Malvinas.

RESOLUCIONES DE LA ONU

“Queremos que las resoluciones de las Naciones Unidas se le hagan cumplir a todos los países del mundo, porque es la única manera sensata de convencer a todos los países que hay un derecho internacional al que todos debemos sujetarnos y respetar. Desde los más grandes, que se sientan en el Consejo de Seguridad, hasta los más pequeños”, dijo la mandataria.

Precisó que “existen numerosas resoluciones de la ONU en las cuales se pide y se obliga a ambos países (Argentina y Gran Bretaña) a reanudar las conversaciones para arribar a un acuerdo en materia de soberanía (sobre Malvinas) y que dicen que ninguna de las partes pueden tomar acciones unilaterales”.

“Estas resoluciones han sido desoídas sistemáticamente por el Reino Unido que se niega a sentarse en una mesa para discutir la cuestión”, advirtió.

Consultado sobre el decreto, un portavoz del Foreign Office en Londres declaró que “las regulaciones que rigen las aguas territoriales argentinas son asunto de las autoridades argentinas”.

“Esto no afecta a las aguas territoriales de las Falklands (nombre por el que los británicos conocen a las Malvinas, que están controladas por las autoridades de la isla”, agregó.

Las aguas aledañas a las Malvinas podrían contener reservas de hasta 60,000 millones de barriles de equivalente a petróleo, según estudios geológicos citados por el diario británico The Guardian.