Temas Especiales

09 de Apr de 2020

América

UNASUR no logra consenso

QUITO. Colombia y Venezuela no lograron el jueves limar asperezas para superar la ruptura de sus relaciones diplomáticas, en una cumbre ...

QUITO. Colombia y Venezuela no lograron el jueves limar asperezas para superar la ruptura de sus relaciones diplomáticas, en una cumbre mediada por cancilleres sudamericanos que dejó a la región casi con las manos vacías.

Colombia insistió en el encuentro de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) en buscar de un mecanismo para combatir a los guerrilleros en la región, después de que denunciara ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que Venezuela da cobijo a 1.500 rebeldes izquierdistas en su territorio.

Esas acusaciones fueron las que llevaron al presidente venezolano, Hugo Chávez, a romper la semana pasada las ya deterioradas relaciones diplomáticas con su vecino andino, poniendo en alerta a sus fuerzas armadas en la peor crisis entre los países en dos décadas.

Venezuela presentó en la reunión una propuesta para un proceso de paz en Colombia, que había sido desestimada por la nación cafetalera aún antes de ser anunciada oficialmente.

EL ENCUENTRO

A pesar de que Colombia y Venezuela aceptaron sentarse en la misma mesa en el encuentro de Unasur a puerta cerrada en Quito, los cancilleres de una docena de países sudamericanos no lograron que ninguno de los dos diera su brazo a torcer.

‘Lamento que no se hubiera llegado a un consenso definitivo’, dijo el canciller colombiano, Jaime Bermúdez, después de que concluyera el encuentro.

‘A Colombia lo que le preocupa y lo que quiere es cooperación eficaz. Necesitamos librarnos del narcotráfico y terrorismo con el apoyo de todo el mundo’, agregó.

Colombia, el mayor aliado de Washington en la región, no había puesto muchas esperanzas en la cumbre extraordinaria de Unasur porque no esperaba mucho eco para sus denuncias en el organismo formado por varios aliados del socialista Chávez.

Los analistas tampoco esperaban que en la reunión se llegara a una solución al conflicto. Después de horas de discusiones no se pudo consensuar un documento oficial al final del encuentro debido a las posiciones encontradas de los cancilleres.