Temas Especiales

25 de May de 2020

América

‘La gente está frustrada’, Obama

WASHINGTON. La oposición republicana se alzó con el control de la Cámara de Representantes en las elecciones legislativas en Estados Uni...

WASHINGTON. La oposición republicana se alzó con el control de la Cámara de Representantes en las elecciones legislativas en Estados Unidos, un duro golpe a la agenda de cambios del presidente Barack Obama, aunque no logró arrebatar el Senado a los demócratas.

Las primeras proyecciones de la jornada electoral del martes ratificaron lo que predecían los sondeos desde hacía semanas: una profunda derrota de los demócratas de Obama, catapultada por una lenta recuperación económica y por una tasa de desempleo obstinadamente elevada.

Los republicanos arrebataron al menos 52 escaños a los demócratas, más de los 39 que necesitaban para ganar el control de la Cámara de Representantes (de 435 escaños), pero no obtuvieron los 10 que necesitaban para replicar la hazaña en el Senado (100 bancas).

Con menos de dos años en el poder, la derrota del martes fue particularmente dolorosa para Obama, un presidente que logró en poco más de año y medio aprobar una reforma de los servicios de la salud, lanzar un amplio programa de gasto público para sostener a la economía que perdía centenares de miles de empleos al mes, y aprobar otra reforma financiera de gran calado, para evitar crisis futuras.

ECONOMÍA PASA FACTURA

Sin duda, lo que ha hecho que los demócratas caigan en picado ha sido la mala gestión económica, algo que ha reconocido el presidente Obama. ‘La gente está profundamente frustrada’ con el ritmo de la economía. Como presidente, acepto la responsabilidad en esto’, manifestó. ‘No cabe duda de que la principal preocupación de la gente hoy por hoy es la economía... la gente en todo el país no ve progreso’, expresó cabizbajo .

Asimismo, el presidente indicó su disposición de colaborar con los republicanos y señaló que lo que los estadounidenses esperan de los demócratas es que se centren en los problemas por resolver.

Por su parte, John Boehner, quien se encamina a sustituir a Nancy Pelosy en la presidencia de la Cámara de Representantes, mostró su disposición para colaborar co n Obama y ‘encontrar así un terreno común y conseguir cosas en favor del pueblo estadounidense’ .

‘TEA PARTY’ AL ESTRELLATO

Por el contrario, uno de los p rotagonistas fue Marco Rubio, republicano de 39 años de origen cubano-estadounidense, quien ganó una banca al Senado por Florida gracias al apoyo del Tea Party, un movimiento ultraconservador que provocó un auténtico sismo político tras su nacimiento hace año y medio.

Otra de las estrellas del Tea Party, Rand Paul, senador por Kentucky (centro-este), advirtió que su objetivo era directamente ‘devolver el gobierno al pueblo’. No obstante, el ‘Tea Party’ también cosechó algunas derrotas como la de su polémica candidata por Delaware (este) Christine O’Donnell, o la de Sharron Angle, quien perdió la reñida pulseada en Nevada (suroeste) contra el líder demócrata Harry Reid.

PROTAGONISMO DE LOS HISPANOS

La ola republicana trajo resultados históricos para los candidatos hispanos. En Nuevo México, Susana Martínez se convirtió en la primera mujer hispana en ganar la gobernación de un estado, que ya era gobernado por otro hispano, el demócrata Bill Richardson.

En Nevada, el republicano Brian Sandoval es el primer latino en obtener el mando de ese estado vecino de California. Al otro lado, en la Florida, el republicano Marco Rubio, favorito del movimiento Tea Party, coronó su vertiginoso ascenso con una victoria fácil ante el gobernador Charlie Crist y el demócrata Kendrick Meek en la disputa por el escaño del estado en el Senado. Rubio reemplazará a Mel Martínez, otro conservador de origen cubano.