Temas Especiales

31 de May de 2020

América

Senadores plantean reformas

WASHINGTON. Ocho pesos pesados del Senado, entre ellos el republicano John McCain, propusieron ayer la regularización y naturalización d...

WASHINGTON. Ocho pesos pesados del Senado, entre ellos el republicano John McCain, propusieron ayer la regularización y naturalización de buen número de los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, según un documento comunicado a la AFP.

Fruto de una desacostumbrada colaboración entre demócratas y republicanos, los ocho senadores desvelaron un proyecto de reforma de la inmigración, uno de los grandes dossieres del año, para el presidente Barack Obama y a la vez para el Congreso.

Su texto prevé ‘crear una vía estricta pero equitativa hacia la nacionalización de los inmigrantes indocumentados que viven hoy en día en Estados Unidos’.

La apertura de dicha vía dependería de la preservación de la seguridad de las fronteras y de otras medidas de control de los flujos migratorios.

La iniciativa ilustra la carrera lanzada desde las elecciones de noviembre. Los republicanos parecen conscientes ahora de su retraso entre el electorado hispano.

La publicación del documento por los senadores, entre los que figura Marco Rubio, de origen cubano, se produce en vísperas de un desplazamiento de Obama consagrado a la inmigración, hoy a Nevada.

Los contenidos reformistas avanzados por el presidente y este grupo de senadores difieren en el tono y en detalles pero los dos conducen a la regularización de millones de inmigrantes.

Los senadores quieren multar a los indocumentados y tomarles las huellas digitales. No podrán ser regularizados si han cometido algún delito grave, y deberán aprender inglés y demostrar que han trabajado.

Trascurrido un plazo, podrían obtener el permiso permanente de residencia y trabajo. Los poseedores de la "tarjeta verde" pueden obtener la nacionalidad generalmente a los cinco años.