Temas Especiales

04 de Apr de 2020

América

CIJ decide límites de Chile y Perú

BRUSELAS. La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se pronuncia este lunes sobre los límites marítimos entre Chile y Perú, un...

BRUSELAS. La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se pronuncia este lunes sobre los límites marítimos entre Chile y Perú, una discordia que dura décadas y culminó en 2008 con una denuncia por parte del país andino ante el Tribunal Internacional.

Lima, que argumenta que ese límite nunca ha sido fijado ni por acuerdo ni de ninguna otra manera, ha pedido a la CIJ que la delimitación sea determinada según

establece el derecho internacional.

En particular, pide que la frontera marítima sea fijada en una línea equidistante a las costas de ambos países y que se reconozcan sus derechos soberanos de 200 millas marinas.

Si se reconocieran esas reivindicaciones, Perú ganaría 35.000 kilómetros cuadrados de mar que hasta ahora están bajo soberanía chilena.

Chile, en cambio, defiende que la frontera marítima quedó establecida en el paralelo a través de una declaración de 1952 y de un convenio de 1954, firmados por ambos países y por Ecuador, que Perú respetó durante medio siglo, pero que ahora considera solo acuerdos pesqueros.

En base a esos acuerdos, Chile defiende que los límites marítimos quedaron fijados en el paralelo 18º 21’ 03’ Sur.

Perú también solicita obtener soberanía sobre un triángulo de mar exterior que estaría dentro de las 200 millas marítimas de su zona económica exclusiva (ZEE), pero fuera de la de Chile, así como cambiar el punto terrestre desde el cual se proyecta el límite marítimo.

Actualmente, esa área, que abarca unos 28.471 kilómetros cuadrados, constituye una zona de alta mar, y Chile busca que mantenga ese status quo.

Ambos países han declarado en reiteradas ocasiones que acatarán el fallo que dará a conocer el lunes en La Haya, el presidente de la CIJ, Peter Tomka, que es de carácter inapelable y de cumplimiento obligatorio para las partes.

El fallo que se conocerá mañana no afectará a la frontera terrestre que quedó establecida en el Tratado de 1929, que tiene como árbitro al Gobierno de Estados Unidos, de manera que la CIJ no puede conocer el asunto.

El pensamiento mayoritario en Chile en las últimas semanas es que, con independencia de cuál sea finalmente el límite marítimo, no habrá gestos ofensivos por ninguna de las partes y las aguas se asentarán en un plazo relativamente corto.

‘Nosotros estamos en la tranquilidad de que los dos países van a recibir eso (el fallo) con la serenidad que corresponde y obviamente acatando aquello que nos hemos comprometido y cumpliendo el proceso’, manifestó por su parte hace unos días el primer ministro peruano, César Villanueva.

LA DISPUTA

En 2008, Perú demandó a Chile ante el tribunal de La Haya solicitando la fijación de un límite marítimo con Chile que, a su juicio, no está determinado. La intención peruana es que esa frontera se trace sobre una línea equidistante, que le daría más de 35.000 kilómetros cuadrados que han estado ahora bajo soberanía chilena. Chile rechaza esa tesis ya que asegura que el límite fue fijado a través de dos tratados suscritos en 1952 y 1954, que Perú considera ahora sólo como pactos pesqueros.