Panamá,25º

11 de Dec de 2019

América

Entre promesas, dudas y miedos, hoy empieza la ‘Era Donald Trump'

El magnate inmobiliario entra a la historia como el 45 presidente de los Estados Unidos, en medio de protestas

Donald Trump se convierte hoy, tras una ceremonia de dos horas a la que asistirán unas 900 mil personas, en el presidente número 45 de EE.UU..

Trump se trasladó ayer a Washington procedente de Nueva York para cumplir con la agenda de tres días que contempla su investidura, cuyo acto principal se celebra al mediodía, frente al Capitolio.

Los actos oficiales se iniciaron ayer con una ofrenda floral en la tumba del soldado desconocido en el cementerio militar de Arlington (Virginia), a la que Trump acudió con su esposa Melania.

Bajo un atardecer relativamente soleado en Washington, el magnate estuvo también acompañado de sus hijos Ivanka, Tifanny, Donald Jr. y Eric y sus respectivas familias.

RECHAZO

Avalanchas de protestas en todo Estados Unidos

Miles de manifestantes se alistan desde ayer en el resto de EE.UU. para participar en la avalancha nacional de protestas para recibir al nuevo presidente del país, Donald Trump.

Las manifestaciones buscan dejar bien claro el rechazo de un gran número de estadounidenses en contra de las políticas anunciadas por el nuevo mandatario, que ganó las elecciones pero perdió el voto popular por cerca de tres millones de sufragios.

Las primeras protestas se vivieron ayer en ‘ciento de escuelas' del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, donde estudiantes, profesores y padres de familia se manifestaron contra ‘las políticas antiinmigrantes' de Trump.

‘Hoy afirmamos nuestra creencia en el poder de la educación pública y estamos con nuestros estudiantes, padres y miembros de la comunidad, no importa de dónde venga, rico o pobre. Cuando usted cruza la puerta de una escuela pública tendrá igualdad de oportunidades para el éxito y una educación de calidad', aseguró ayer Alex Caputo-Pearl, presidente del Sindicato de Maestros angelino.

También hay marchas planeadas para hoy en las principales ciudades del estado Dorado, que abiertamente ha declarado una ‘guerra' a las políticas de Trump, especialmente en materia de inmigración y salud.

En varias ciudades como Chicago y Nueva York hay varias manifestaciones previstas, donde participan desde grupos como ‘Los Ingobernables', que planean acciones en Union Square, Brooklyn y el Bronx, entre otros, para despedir a Trump.

Una vez concluida la ceremonia de este viernes, las protestas continuarán el sábado con la ‘Marcha de la Mujer', programada en centenares de ciudades del país y el extranjero, hermanas de la multitudinaria protesta que ese día se realizará en Washington.

EFE

El programa continuó con un concierto a cargo de la compañía musical del cantante ‘country' Toby Keith, el actor Jon Voight y el grupo 3 Doors Down, entre otros, quienes pusieron ritmo durante dos horas a la convocatoria en el monumento conmemorativo al presidente Abraham Lincoln, uno de los lugares más icónicos de la capital estadounidense, en uno de los extremos de la explanada del National Mall, en el centro de Washington.

La convocatoria, en la que se confirmó la presencia del todavía presidente electo, fue ‘Make America Great Again' (‘Hacer a Estados Unidos grande de nuevo'), el lema de la campaña electoral de Trump.

ACTO PRINCIPAL

A primera hora de la mañana de hoy Trump, y su vicepresidente, Michael Pence, y sus respectivas familias empezarán el día con un servicio religioso en la iglesia episcopal de Saint John que está cerca de la Casa Blanca.

Luego, está previsto que el magnate tome ‘café o té' en la residencia presidencial con Obama, y ambas familias partirán a juntos hacia el Capitolio, donde la interpretación de marchas militares precederá a los juramentos previstos para el mediodía.

El acto central de los festejos, la solemne ceremonia de juramentación del cargo del presidente y vicepresidente, será exactamente en el ala oeste del Capitolio, sede del Congreso de la Unión, como viene siendo tradicional.

228 AÑOS DE TRADICIÓN

‘Juro solemnemente que cumpliré fielmente con el cargo de presidente de Estados Unidos y que, con mi mejor capacidad, preservaré, defenderé y protegeré la Constitución de Estados Unidos. Para ello, ayúdame Dios', afirmará Trump, como hicieron los 44 mandatarios que le precedieron, en su toma de posesión.

El multimillonario neoyorquino jurará el cargo sobre una Biblia que le regaló su madre cuando acabó la escuela primaria, en 1955, y sobre otra que usó Abraham Lincoln en su primera toma de posesión, hace 156 años, y que también utilizó Obama en sus dos tomas de posesión (2009 y 2013).

Dicho juramento será ante el juez John Roberts, presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Acto seguido, la Banda de los Marines interpretará el himno presidencial ‘Hail to the Chief' y Trump será honrado con 21 salvas de cañón.

El ya flamante presidente dará su discurso de investidura ante miles de personas congregadas en pleno invierno ante la esplanada del Capitolio, una alocución que será ‘breve', según adelantó recientemente el historiador Douglas Brinkley tras reunirse con el multimillonario.

La joven cantante Jackie Evancho, de 16 años y famosa por su participación en el popular programa de televisión ‘America's Got Talent', pondrá el broche de oro a la ceremonia al cantar el himno nacional.

EL DESFILE

Tras participar en un almuerzo en el Congreso, Trump y Pence encabezarán el clásico desfile solemne que, durante una hora y media, recorrerá la Avenida Pensilvania desde el Capitolio hasta la Casa Blanca.

Más de ocho mil participantes, provenientes de cuarenta organizaciones de todo el país, entre las que figuran bandas de institutos y de la universidad, cuerpos militares ecuestres, grupos de primeros auxilios y asociaciones de veteranos, acompañarán a los nuevos gobernantes.

Como es tradición en los actos de toma de posesión, todas las ramas del Ejército de Estados Unidos estarán representadas.

Ya por la noche, al menos tres bailes oficiales de investidura se celebrarán en Washington, donde todas las miradas se posarán en el magnate inmobiliario y su esposa, la nueva primera dama, Melania Trump.

En paralelo, Washington acogerá multitud de bailes no oficiales, a la vez que ‘contrabailes' en forma de protestas contra el multimillonario, que continuarán hasta el fin de semana.

El sábado por la mañana, los nuevos presidente y vicepresidente de Estados Unidos asistirán a un servicio religioso en la Catedral Nacional de Washington, con el que se pondrá fin a los actos oficiales de investidura.

SEGURIDAD

El cálculo oficial es que 900 mil personas asistirán al acto central de investidura.

Los participantes al evento serán custodiados por 28 mil agentes policiales de la ciudad, la Guardia Nacional, el FBI y el Servicio Secreto.

Los asistentes solo podrán llevar consigo sus documentos, cámara y su teléfono celular.

CRÍTICAS

Soros: Trump ‘es un estafador y va a fracasar'

El magnate también George Soros afirmó ayer que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ‘es un estafador y va a fracasar'.

Durante un encuentro restringido con periodistas en el Foro Económico Mundial de Davos, el financiero estadounidense, de origen húngaro, subrayó que Trump representa ‘una forma de gobierno cercana a la dictadura, más parecida a un estado mafioso, lo opuesto a la sociedad abierta' que él ha defendido toda la vida.

Soros, quien apoyó a la demócrata Hillary Clinton durante la última campaña electoral en Estados Unidos, dijo que piensa mantenerse ‘lo mas lejos posible de Trump‘y recomendó a los empresarios y financieros de todo el mundo que ‘hagan lo mismo'.

En cuanto al impacto de la presidencia de Trump en los mercados, indicó que ‘en este momento la incertidumbre, que es el peor enemigo de la inversión a largo plazo, está en su máximo nivel', por lo que no cabe esperar buenas noticias.

Sobre la posibilidad de que se desate una guerra comercial entre China y Estados Unidos, aseguró que sería ‘totalmente irreconciliable con la prosperidad', y eso lo saben en Europa ‘muy bien, ya que también han sido atacados por Trump'.

De plantearse el enfrentamiento, el magnate no duda de que China ‘responderá' porque el presidente chino, Xi Jinping, vive una lucha interna por el poder de la que en Occidente sólo hay noticias indirectas y parciales.

No es descartable, añadió, que si efectivamente China y Estados Unidos se enfrentan y Rusia ‘se mete por medio', el conflicto alcance dimensiones geopolíticas más graves.

A su juicio, China se encuentra en un momento crucial y, si en un par de años no funcionan las reformas económicas que quiere plantear Xi, regresará a un estado ‘represivo dentro y agresivo fuera'.

China debe evolucionar hacia una sociedad abierta, apostilló Soros ( EFE )