Temas Especiales

02 de Mar de 2021

América

Trump pagará indemnización de $25 millones por demanda

Trump prometió que nunca llegaría a un acuerdo para resolver las demandas contra su universidad

Trump pagará indemnización de $25 millones por demanda
La universidad Trump no contaba con los permisos para este tipo de negocios.

Un juez de EE.UU. dio ayer la aprobación final a un acuerdo para que el presidente Donald Trump indemnice con $25 millones a un grupo de personas que demandó a su universidad por fraude, una decisión que pone fin al litigio.

El juez encargado de dar el visto bueno al acuerdo en un tribunal de San Diego (California) fue el magistrado Gonzalo Curiel, al que Trump atacó durante la campaña presidencial de 2016 por tener orígenes mexicanos.

La decisión de Curiel pone fin a siete años de litigio, evita que la organización empresarial de Trump tenga que ir a juicio y sirve para resolver dos demandas colectivas interpuestas por la vía civil por el fiscal general del estado de Nueva York, el demócrata Eric Schneiderman, fiero crítico del presidente.

En una audiencia celebrada en una corte de San Diego, los abogados de los demandantes dijeron que sus clientes, cerca de 3,730 estudiantes, podrán recibir hasta 90 centavos por cada dólar perdido en los cursos de la universidad.

El acuerdo entre las partes se alcanzó en noviembre del año pasado, poco después de las elecciones presidenciales, aunque era necesario que el juez rubricara el pacto, como hizo ayer.

Durante la campaña presidencial, Trump prometió que nunca llegaría a un acuerdo para resolver las demandas contra su universidad, aunque después de las elecciones anunció en su cuenta de Twitter que había alcanzado un pacto porque, como presidente, no tenía tiempo para lidiar con un juicio. ‘He alcanzado un acuerdo en la demanda contra la Universidad de Trump por una pequeña cantidad porque, como presidente, tengo que concentrarme en nuestro país', dijo.

Los documentos judiciales del caso retratan a la Universidad Trump, que abrió en 2005, como un negocio sin escrúpulos que presionaba a sus estudiantes para que adquirieran cursos sobre negocios inmobiliarios y finanzas con matrículas de casi 35 mil dólares.