La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

EE.UU. se retira del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Calificándolo como ‘hipócrita' y de estar en ‘contra' de Israel, Washington anunció su salida del organismo, mismo que pidió investigar las muertes de palestinos en Gaza y ha sido crítico de las medidas migratorias de EE.UU.

La Administración Trump asegura que seguirá defendiendo los derechos humanos.

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, informó la tarde de ayer la salida de su país del Consejo de Seguridad de Derechos Humanos de la ONU.

Argumentando que este organismo multilateral mantiene un ‘sesgo' con respecto a los temas relacionados con Israel, Nikki Haley, embajadora de EE.UU. ante la ONU, justificó la decisión en una conferencia de prensa.

De acuerdo con reportes de Efe , Haley, que no aceptó preguntas de los medios, ya había amenazado el año pasado con el retiro de su país del Consejo con sede en Ginebra asegurando que durante los últimos meses ha tratado de resolver ‘de buena fe' los problemas del órgano de la ONU, reuniéndose con representantes de más de 125.

Según Haley, Estados Unidos no podía pertenecer a un organismo del cual pertenecen países que, según Washington, violan los derechos humanos, señalando a China, Cuba y Venezuela.

Sobre críticas del Consejo con Tel Aviv, la diplomática señaló que el organismo mantenía un ‘prejuicio crónico' contra Israel, un aliado clave de Washington en el Medio Oriente.

Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, su Gobierno ha elevado las críticas contra el Consejo, cuyas resoluciones han cuestionado la política de Israel en Palestina, siendo el último caso por la muerte de al menos 130 palestinos y más de 2,000 heridos a manos de la fuerzas de seguridad israelíes, durante las recientes protestas en Gaza.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, también presente en esta declaración, aplaudió la figura de Haley como embajadora frente a la ONU y tildó al Consejo de ser un órgano ‘hipócrita'.

‘No dudamos de que su creación fue con buena fe, pero tenemos que ser honestos: El Consejo de Derechos Humanos de la ONU es un pobre defensor de los derechos humanos', apuntó Pompeo.

La retirada de EE.UU. de este organismo es el último rechazo de la Casa Blanca a los compromisos multilaterales después de que en los últimos meses haya abandonado el Acuerdo climático de París y el acuerdo nuclear de Irán.

Sin embargo, Pompeo aseguró que el Ejecutivo de Trump ‘no tiene oposición a trabajar con instituciones multilaterales', aunque dijo que ‘no será cómplice' del Consejo de Derechos Humanos.

El anuncio del Ejecutivo estadounidense llega un día después de que la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunciara la separación de cientos de niños inmigrantes de sus padres en la frontera sur de EE.UU. en los últimos meses.

Desde la ONU las reacciones no se hicieron esperar y el alto comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, calificó la decisión de ‘decepcionante, aunque no realmente sorprendente'.

FAMILIA SEPARADAS

Trump redobló sus esfuerzos en su defensa de sus polémicas medidas migratoria

El mandatario reiteró que mantendrá su política de ‘tolerancia cero', que desde que se han implementado a mediados de abril, han provocado miles de separaciones familiares entre los inmigrantes que llegan a la frontera, lo que ha suscitado un sinnúmero de críticas y denuncias, tanto dentro de Estados Unidos como internacionalmente.