Panamá,25º

05 de Dec de 2019

América

Este lunes se reanudará el diálogo en Nicaragua

El último país en sumarse a la presiones públicas sobre Ortega fue EE.UU., que respaldó el adelanto de las presidenciales

La Conferencia Episcopal nicaragüense han convocado el diálogo para este domingo.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, anunció en la tarde de ayer, que este lunes se retomarán las conversaciones entre el Gobierno de Daniel Ortega y grupos de oposición, que incluyen a sectores de sociedad civil y el empresariado del país centroamericano.

Según reporte de la agencia Efe , citando a la Conferencia Episcopal, la vuelta a la mesa tendrá lugar en el Seminario Interdiocesano Nuestra Señora de la Fátima en la capital nicaragüense, y tendrá entre sus principales puntos de discusión, la propuesta hecha a Ortega de adelantar los comicios presidenciales.

EN CONTEXTO

El país centroamericano vive más de 68 días de crisis sociopolítica, la más sangrienta desde los años 80's

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, tras once años en el poder luego de ganar las comicios del año 2007 y ser reelegido en el 2016.

En ese sentido, los obispos pidieron ayer al Ejecutivo que ‘comunique oficial y formalmente su aceptación de la propuesta (...) (de) elecciones generales anticipadas para marzo de 2019', algo considerado por el Episcopado como ‘imprescindible para agilizar nuestra labor en favor de los nicaragüenses, sin excepción alguna'.

Esta semana la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, publicó un informe en el cual se responsabiliza al Gobierno de las muertes de al menos unas 212 personas, supuestamente producto de la represión policial.

Entre tanto, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, adelantó el viernes su respaldo a lo propuesta de adelantar los comicios, en plazos que tengan como mínimos nueves y 14 meses como máximo, posición que fue celebrada ayer por los obispos, que además agradecieron a Almagro por ‘acompañar' a los nicaragüenses en su ‘lucha por la libertad y al democratización' del país.

El último país en sumarse a la presiones públicas sobre Ortega fue EE.UU., que respaldó el adelanto de las presidenciales.