La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

América

EE.UU. niega implicación en muerte de niña migrante

El Gobierno de EE.UU. indicó que el fallecimiento de la menor pudo haberse evitado. El suceso se dio cuanto estaba bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza

Manifestantes dan muestra de apoyo a la caravana de migrantes.

Tras la muerte de una niña migrante de 7 años, quién falleció mientras estaba bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (CBP), la Casa Blanca afirmó que se trataba de una ‘situación trágica'. Sin embargo, rechazó cualquier responsabilidad en el suceso, aunque consideró que hubiese sido evitable.

‘Es una muerte innecesaria y es 100% evitable', dijo uno de los portavoces de la Casa Blanca, Hogan Gidley,

LEYES

La Casa Blanca indicó que se deben utilizar leyes contra la inmigración irregular.

La niña y su padre, Nery Gilberto Caal Cuz, de 29 años, fueron detenidos junto a un grupo de 163 migrantes cerca de Nuevo México, el jueves 6 de diciembre.

‘Si pudiéramos unirnos y aprobar algunas leyes de sentido común que desincentiven a la gente que llega de la frontera y les anime a hacerlo en la manera correcta, la manera legal, entonces ese tipo de muertes, ese tipo de asaltos, ese tipo de violaciones, el contrabando de menores, el tráfico de seres humanos, todo eso acabaría', apuntó, según informa la agencia Efe .

Gidley señaló que la Casa Blanca espera que los demócratas se unan al presidente, Donald Trump.

El suceso se dio a conocer cuando el diario estadounidense The Washington Post se hizo eco el jueves de un comunicado de la Patrulla Fronteriza, que informaba de la muerte de una menor guatemalteca.

La niña ya fue identificada como Jakelin Amei Rosmery Caal Maquin, según aseguró Tekandi Paniagua, cónsul de Guatemala en Del Rio (Estado de Texas), reporta la cadena CNN .

De acuerdo a Paniagua, la niña y su padre, Nery Gilberto Caal Cuz, de 29 años, fueron detenidos junto a un grupo de 163 migrantes cerca de Nuevo México, el jueves 6 de diciembre.

Luego de ser detenida y trasladada a la estación de la CBP en Loursburg, la menor empezó a presentar fiebre alta y vómitos.

Las causas de su muerte, según la CBP, habrían sido la deshidratación y extenuación, horas después de cruzar la frontera desde México y ser detenidos por miembros de este cuerpo.