La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

América

EE.UU. pierde a figura clave en su estrategia contra el EI

Brett McGurk, que planeaba retirarse en febrero del 2019, aceleró su salida del Gobierno tras la decisión de Trump de replegar las tropas estadounidenses de Siria

La decisión de retirar las tropas de Siria sorprendió a los aliados de EE.UU..

El enviado especial de Estados Unidos (EE.UU.) para la coalición contra el Estado Islámico (EI), Brett McGurk, presentó su renuncia en protesta por la decisión de la Casa Blanca de retirar las tropas estadounidenses en Siria, informó un funcionario de la diplomacia estadounidense.

McGurk tenía previsto dejar su puesto en febrero de 2019, pero el viernes comunicó al Departamento de Estado su deseo de acelerar su salida de la Administración, que se hará efectiva el 31 de diciembre, según la citada fuente.

‘La reciente decisión del presidente fue una sorpresa y representa un cambio total en la política que se nos había comunicado'

BRETT MCGURK

ENVIADO ESPECIAL DE ESTADOS UNIDOS PARA LA COALICIÓN CONTRA EL ESTADO ISLÁMICO

Retiro de tropas de Afganistán

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planea retirar de Afganistán a unos 7,000 militares, la mitad de los 14,000 que tiene desplegados en ese país, según informaron medios estadounidenses.

Trump tomó esta determinación al mismo tiempo que la anunciada este miércoles de retirarse de Siria, según fuentes del Pentágono.

La decisión, además, se conoce poco después de que anunciase su dimisión el hasta ahora jefe del Pentágono, el general James Mattis, por desacuerdos con Trump.

Trump fue elegido presidente con la promesa de replegar al máximo las tropas estadounidenses en el exterior, aunque hasta ahora Mattis y otros asesores le había convencido de mantener o incluso ampliar la presencia en algunos países.

El repliegue de la mitad del contingente en Afganistán se ve como un primer paso en el cumplimiento de esa promesa de reducir al máximo la presencia militar estadounidense, aunque muchos alertan de que puede aumentar el caos en el país.

Las tropas estadounidenses en Afganistán dejaron de combatir en 2014 y están dedicadas actualmente a entrenar y orientar a las fuerzas afganas, así como a labores de contraterrorismo contra Al Qaeda y el EI.

Pese a ello, los ataques aéreos de EE.UU. se han situado este 2018 en máximos desde el inicio de la guerra hace 17 años.

La decisión de McGurk sigue a la dimisión esta semana del general James Mattis como secretario de Defensa y se produce después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, proclamara la derrota del EI en Siria y anunciara la retirada de los 2,000 militares desplegados en ese país como parte de la coalición internacional, informa la agencia Efe .

McGurk envió este fin de semana un correo electrónico a sus empleados, en el que explicaba que había decidido dimitir por desacuerdos con Trump sobre Siria y debido a que el mandatario no le consulto a él ni al resto de jefes militares antes de anunciar el repliegue de tropas.

‘La reciente decisión del presidente fue una sorpresa y representa un cambio total en la política que se nos había comunicado', afirmó McGurk en su correo electrónico, al que accedió el diario The New York Times .

McGurk dice haber concluido que no puede ‘implementar las nuevas instrucciones' del presidente y ‘mantener su integridad'.

Además, la decisión de Trump, en opinión de McGurk, deja a los aliados de Washington ‘confundidos' y a sus ‘compañeros de combate desconcertados'.

Según un diplomático citado por The Washington Post , McGurk valoraba mucho la alianza con los kurdos, los principales socios de EE.UU. en Siria, así como los acuerdos alcanzados con los Gobiernos francés y británico, quienes ya han expresado su rechazo a la decisión de Trump.

Considerado como el arquitecto de la estrategia de EE.UU. contra el EI, McGurk trabajó para los expresidentes George W. Bush (2001-2009), a quien asesoró sobre Irak y Afganistán; así como para Barack Obama (2009-2017), quien en 2015 le nombró enviado especial para la coalición contra el yihadismo.

McGurk está considerado como el ‘pegamento' que mantiene unida a la coalición de 79 países liderada por EE.UU. para luchar contra el EI, que en 2014 proclamó un califato en Siria e Irak.

Por su parte, en Twitter , Trump no respondió directamente a la renuncia de McGurk, pero presumió de la derrota militar del grupo yihadista.