La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

América

Río y São Paulo se suman a Bolsonaro en ataque al crimen

Joao Doria, mandatario de São Paulo, y Wilson Witzel, el juez que gobierna en Río de Janeiro desde enero, han prometido no dar tregua a los ‘bandidos' durante su gestión.

Jair Bolsonaro prometió durante su campaña política que impondrá mano dura contra los criminales.

Los gobernadores de São Paulo y Río de Janeiro, dos de las grandes metrópolis de Brasil, siguen los pasos del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en materia de seguridad pública y amenazan con mano de hierro la delincuencia de un país acechado por la violencia.

Con un lenguaje directo y alejado de lo ‘políticamente correcto', Joao Doria, mandatario de São Paulo, y Wilson Witzel, el juez que gobierna en Río de Janeiro desde enero, han prometido no dar tregua a los ‘bandidos' durante su gestión.

‘Si el bandido reacciona no va a la comisaría o a la prisión. Va al cementerio', ha reiterado Doria, un rico empresario y exalcalde de la capital paulista, reporta la agencia Efe .

Doria, novato en la política, ha endurecido su tono y ha dado un paso más a la derecha en las filas del Partido Social de la Democracia Brasileña (PSDB, centro), al cual se afilió hace pocos años para pelear por la alcaldía de la mayor ciudad de Brasil.

‘La Policía va a disparar para matar', dijo durante la campaña electoral, en un discurso similar al empleado por el gobernador de Río de Janeiro, quien también pretende combatir con firmeza la escalada de la violencia que asfixia el estado más emblemático del país.

La guerra entre grupos criminales rivales y grupos parapoliciales y la violencia policial han sumido a Río de Janeiro en una grave crisis de seguridad pública que tan solo en 2017 dejó 6,731 muertos, según datos del Instituto de Seguridad Pública (ISP).

Sin embargo, estas propuestas fueron rápidamente condenada por diversas organizaciones, entre ellas Amnistía Internacional y Human Rights Watch, que han cuestionado en diversas ocasiones la letalidad de la Policía brasileña y especialmente la de Río.

Según datos del ISP, la Policía de Río mató a 1,444 personas de enero a noviembre de 2018, lo que supone el mayor número de homicidios cometidos por agentes desde que el estado comenzó a colectar datos en 1988.

BRASIL EN DAVOS, LIBRE COMERCIO Y REFORMAS

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, llegará hoy al Foro Económico Mundial de Davos, donde hará su estreno internacional y presentará ‘un Brasil diferente' con una agenda basada en reformas económicas, lucha anticorrupción y libre comercio sin distinción ideológica.

Bolsonaro, líder de la extrema derecha en Brasil, ya adelantó en sus redes sociales que ofrecerá la imagen de un país ‘libre de las amarras ideológicas y la corrupción generalizada', de la que culpa a los Gobiernos progresistas de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016).