La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Derrota frente a demócratas complica muro de Trump

Como una clara derrota política, el presidente estadounidense se ha visto obligado a pactar con el Partido Demócrata una apertura temporal del Gobierno, sin conseguir los fondos para construir el muro con México

Tras 37 días del cierre del Gobierno federal, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tuvo que ceder ante las presiones demócratas y pactar una tregua temporal en su batalla por conseguir los fondos para la construcción del muro con México.

Aprobado este viernes por aclamación en el Senado, el proyecto de financiación propuesto por Trump se convierte en un alivio para los más de 800,000 trabajadores de las agencias federales que no recibían sus salarios desde el pasado 22 de diciembre, y una dura derrota para el mandatario, que no pudo alcanzar un acuerdo con el Partido Demócrata pese a mantener el cierre más largo en la historia del país.

‘Estoy muy orgulloso de anunciar hoy que hemos llegado a un acuerdo para poner fin al cierre y reabrir el gobierno federal', dijo Trump el viernes desde la Casa Blanca, y reiteró que aún mantiene ‘una alternativa muy poderosa' que decidió no usar ahora, en referencia a la declaración de ‘emergencia nacional'.

‘LECCIONES' PARA TRUMP

Aunque el mandatario puso el 15 de febrero como fecha límite para fijar los fondos del muro, dejando abierta la posibilidad de volver a declarar el cierre de la Administración, este revés arroja aún más dudas sobre las posibilidades si quiera de alcanzar un financiamiento parcial del muro, una de las principales promesas de campaña de Trump.

Del lado demócrata celebraron la noticia, aprovechando la oportunidad para fustigar al presidente, siendo la primera victoria de estos, bajo la nueva correlación de fuerzas en el Congreso.

‘Los demócratas en el Senado y la Cámara de Representantes se unieron detrás de esta posición durante el cierre y, en última instancia, este acuerdo respalda nuestra posición (...) esperemos que el presidente haya aprendido la lección',

CHUCK SCHUMER

LÍDER DE LA MINORÍA EN LA CÁMARA BAJA DEL CONGRESO

‘Los demócratas en el Senado y la Cámara de Representantes se unieron detrás de esta posición durante el cierre y, en última instancia, este acuerdo respalda nuestra posición (...) esperemos que el presidente haya aprendido la lección', sentenció ante la prensa local tras el anuncio de Trump, Chuck Schumer, líder de la minoría en la Cámara baja.

El senador demócrata por Vermont y excandidato presidencial, Bernie Sanders, fue más duro, llamando a ponerle un ‘freno' al republicano.

'Piensen en el sufrimiento que miles de trabajadores federales se vieron forzados a experimentar, trabajadores que estaban preocupados por que tiene que pagar sus hipotecas, alimentar a sus hijos o ir al médico (...) creo que hace mucho tiempo que el pueblo estadounidense le dice a este presidente que no es un dictador, que no es un rey, que no es el gobernante despótico de Arabia Saudita', señaló Sanders durante el debate en el Congreso.

Los republicanos perdieron el control de la Cámara de Representantes en los comicios del pasado 6 de noviembre; en el Senado, mantuvieron la mayoría a penas por un escaño.

El acuerdo tiene lugar en momentos en que las presiones empezaron a aumentar desde varias entidades federales que advirtieron sobre el peligro para la seguridad nacional y la economía del país.

De acuerdo a un informe de la Asociación de Agentes del FBI (FBIAA, por sus siglas en inglés) citado por Efe , no solo ha dejado a cientos de funcionarios de la agencia sin salario, sino también a limitado las investigaciones criminales.

Para la FBIAA, el cierre se convirtió en un ‘riesgo' para el país, que se tradujo en el obstáculo en las pesquisas de contrainteligencia y terrorismo, haciendo que tareas básicas en el trabajo policial, como el pago de informantes y gestión de testigos, fueran una verdadera pesadilla logística.

‘Es un honor servir y proteger al público. Sin embargo, el continuo cierre de la administración socava nuestra capacidad (...) ya es lo suficientemente malo como para trabajar sin paga, pero sólo podemos realizar funciones administrativas mientras continúe esta situación. Hay miedo porque nuestros enemigos saben que pueden correr libremente', señaló el informe de la FBIAA.

En un inusual pronunciamiento frente a la situación, el director de FBI, Christopher Wray, confirmó los problemas que estaban enfrentando sus agentes, avivando más las tensiones ya existentes entre Trump y la institución de seguridad, por las investigaciones que sigue esta última en torno a la supuesta ‘colusión' con Moscú.

La medida de Trump llevó a la clausura de parques nacionales, museos, escuelas, agencias como la NASA, el Departamento de Estado, Comercio y Justicia, y los servicios ligados a los aeropuertos también se vieron comprometidos.

Incluso se llegó a registrar suspensión del servicios en el aeropuerto LaGuardia, uno de los tres más importantes en la ciudad de Nueva York, ante la ausencia de controladores aéreos, registrándose retrasos en vuelos en aeródromos en otras partes del país.

El mandatario necesita, según estimaciones oficiales, al menos unos 8,500 millones de dólares para iniciar los trabajos del muro.

A medida que pasa el tiempo, el propio Trump ha ido relajado las formas como ha denominado la barrera, hablando los últimos meses de una ‘valla' y relativizando sus amenazas de que sería México quien pagaría las obras.

Por el momento, el texto aprobado por ambas fuerzas en el Congreso no incluirá lo exigido por Trump, y aunque el mandatario ha propuesto mantener el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) como canje para recibir el dinero del muro, el reciente éxito demócrata aleja las probabilidades de que se pacte un acuerdo de esa naturaleza.

Frente a eso, la carta de la ‘emergencia nacional', la cual faculta a Trump para usar fondos militares sin aprobación del Congreso, sería el desafío más fuerte al poder legislativo y una prueba de fuego para el futuro político del mandatario.

¿QUE PASARÍA SI SE DECLARA EMERGENCIA NACIONAL?

El Acta Nacional de Emergencias permite al mandatario declarar la emergencia en todo el país, que no solo permitiría a Trump disponer de dinero al margen del Congreso, sino también podría suspender libertades civiles, embargar propiedades, declarar ley marcial, restringir comunicaciones o ampliar las facultades de las Fuerzas Armadas dentro del territorio.

Los fondos vendrían de las partes del presupuesto asignados para defensa, que no se ven comprometidos con el cierre del Gobierno.

En el marco de esa disposición, el republicano podría también desplegar más funcionarios en la frontera, incluyendo a los militares.

En cualquier caso, la decisión abriría un nuevo frente jurídico para el presidente, que enfrentaría una lluvia de demandas judiciales.