La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

América

Guatemala descarta repercusión por envío de autos militares a hangar de EEUU

El Gobierno guatemalteco utilizó los vehiculos militares donados por EEUU frente a la Cicig, con la que mantiene una agría diferencia

El Gobierno guatemalteco había usado varios de esos vehículos el pasado 31 de agosto, cuando el presidente Morales anunció que no renovaría a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

El viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Luis Fernando Carranza Cifuentes, aseguró este martes en el Congreso que "creemos que no habrá repercusión" por el traslado de vehículos militares donados por Estados Unidos a las carteras del Interior y Defensa a un hangar de la embajada de EE.UU.

Cuestionado por el diputado Orlando Blanco, jefe de bancada del partido opositor Unidad Nacional de la Esperanza, Carranza sostuvo que "desde la perspectiva del relacionamiento con Estados Unidos" solo se trata del traslado de vehículos donados para la Fuerza de Tarea Interinstitucional.

Sorprendido, Blanco dijo que le parece "irresponsable" que el funcionario del Ministerio de Exteriores se exprese de esa manera, pues "la utilidad de los vehículos no es esa" (trasladarlos al hangar de la embajada de EEUU) y afirmó que ahora entendía que el Gobierno no hubiera "dimensionado la repercusión".

El congresista lamentó que se manejen las relaciones internacionales de manera "pueril y displicente" y advirtió que el mal uso de los vehículos -que deberían ser usados para combatir al narcotráfico- "genera repercusiones con nuestro principal socio".

Si bien Estados Unidos ya anunció que "el Departamento de Defensa ha cesado la transferencia de equipos y la capacitación a las Fuerzas de Tarea (...)" y que "está evaluando las transferencias al Ministerio de la Defensa de Guatemala caso por caso", Blanco comentó que no había escuchado de una sanción similar en los últimos 25 años.

"Las sanciones no se tienen dimensionadas por el Gobierno", agregó Blanco, quien sostuvo que el país norteamericano podría después "suspender la ayuda militar, luego la política, la comercial y hasta la cooperación para el desarrollo".

En la citación para explicar el traslado de los vehículos militares también estuvieron presentes el secretario de Inteligencia Estratégica del Estado, Mario Andrés Duarte García; el viceministro Antinarcóticos del Ministerio de Gobernación, José Alfredo Olazabal Mendizábal; así como el viceministro de la Defensa Nacional, Manuel Fernando Pineda Saravia, y la subdirectora de la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica, Feremka Godínez.

Ninguno de los cuatro funcionarios supieron responder a Blanco quién había dado la orden de movilizar los vehículos J8 tipo Jeep, un hecho que se produjo un día después de que Estados Unidos anunciara la suspensión de parte de la ayuda militar que presta a Guatemala por el uso indebido de algunos equipos.

Solo el viceministro de la Defensa, Manuel Pineda, consiguió admitir que quien había coordinado el traslado fue el Estado Mayor de la Defensa.

Además, el militar aseguró que el movimiento hacia el hangar de EE.UU. se había realizado para "reconcentrar los J8 por una operación de apresto", para "medir el nivel de apresto" que no se había hecho anteriormente "pues nunca hubo la necesidad de redistribuir los vehículos".

Blanco consultó al secretario Duarte qué pensaba el presidente Jimmy Morales acerca del traslado de los vehículos, pero este dijo que, dentro de las múltiples tareas de inteligencia, "no leemos la mente, con todo respeto".

Insistiendo, Blanco le preguntó a Duarte si no había incidido en la movilización de los vehículos el hecho que le dijera a congresistas estadounidenses que "le vamos a dejar los vehículos ahí en la embajada", debido a la decisión de suspender la ayuda, a lo que el secretario aseguró que "finalmente los responsables son las carteras que tienen a su cargo la operación de los automóviles".

Al concluir la citación, Duarte aseguró a la prensa que su declaración la había hecho en un "contexto específico" y que lo que había querido decir es que "con o sin J8, seguimos siendo los mejores socios de Estados Unidos en la región".

Mientras que el viceministro Olazabal explicó a los medios que los "ejercicios" de movilización de vehículos de las Fuerzas de Tarea "son cotidianos" y afirmó que no se había descuidado las fronteras del país.

El Gobierno guatemalteco había usado varios de esos vehículos el pasado 31 de agosto, cuando el presidente Morales anunció que no renovaría a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Los jeep fueron usados ese día con personal fuertemente armado para circular frente a la sede de la Cicig y las embajadas de EE.UU. y México.