La Estrella de Panamá
Panamá,25º

19 de Sep de 2019

América

Otro año de odio y sangre en Estados Unidos

En menos de 24 horas se han registrado en Estados Unidos 32 personas muertas y al menos 51 heridos por tiroteos masivos

Las matanzas han reavivado el debate sobre el control de armas y el aumento del supremacismo blanco en los Estados Unidos.

El tiroteo perpetrado este sábado en El Paso, Texas, que dejó 22 muertos y 27 heridos, se convierte en el último ataque que se añade a la larga lista de masacres masivas con armas de fuego que atormentan a los Estados Unidos.

Desde la Casa Blanca, el presidente Donald Trump rechazó ayer el ataque, al condenar el “fanatismo y el supremacismo blanco”. La reacción tiene lugar en momentos en que el mandatario es señalado de racista y xenófobo por sus críticos, especialmente por sus políticas migratorias y retórica contra los latinoamericanos y otros grupos étnicos del país, como también por las polémicas medidas de separar a padres e hijos migrantes y la detención de niños en la frontera con México.

EFETrump ha sido acusado de agitar los "discursos de odio" y contra los migrantes.

Igualmente, Trump es cuestionado de mostrarse ambiguo a la hora de condenar a grupos de extrema derecha y supremacistas blancos, que abiertamente han dado respaldo a su gestión.

Hasta este mes, se han registrado unos 255 tiroteos masivos, según reportó CBS News citando un estudio de la oenegé Gun Violence Archive. Entre los más mortíferos destacan:

5 de enero: Antes de cumplirse la primera semana del año, se registró en un boliche de la comunidad de Torrance, en la ciudad de Los Ángeles, un tiroteo que dejó tres personas fallecidas y cuatro heridos.

24 de enero: Ese mismo mes, una persona disparó en un banco de Sebring (Florida), donde asesinó a cinco personas. Las autoridades arrestaron por el crimen a Zephen Xaber, de 21 años, que, según aseguró a la Policía, “necesitaba matar a cinco personas”.

16 de febrero: Cinco personas murieron luego de que Gary Martin, de 45 años, disparara en una fábrica en Aurora (Illinois).

28 de abril: Tres personas fueron asesinadas y tres resultaron heridas tras un ataque contra una sinagoga en San Diego (California). El autor del ataque fue identificado como John T. Earnest, un joven blanco de 19 años simpatizante en redes sociales con terroristas de extrema derecha y los atentados contra mezquitas en Nueva Zelanda.

1 de mayo: Un estudiante de la Universidad de Carolina del Norte abrió fuego en el campus dejando un saldo de dos muertos y cuatro heridos.

8 de mayo: Una semana después, dos estudiantes dispararon en el colegio secundario Highlands Ranc, en la localidad de Denver (Colorado). El incidente dejó un estudiante muerto y siete heridos.

1 de junio: Con un saldo de 12 personas fallecidas, la comunidad de Virgina Beach se convirtió hasta ese mes en el más mortífero de los ataques. DeWayne Craddock, de 45 años, abrió fuego en un complejo municipal de la localidad, acabando con la vida de varios de sus excompañeros de trabajo.

EFELa autoridades informaron que entre las víctimas del tiroteo en El Paso (Texas) habría ocho ciudadanos mexicanos.

8 de junio: Cinco personas fueron asesinadas en la Reserva Indígena Yakama, luego de que dos tiradores abrieran fuego en White Swan (Washington).

29 de julio: Menos de una semana antes de lo ocurrido en El Paso, un atacante disparó en un festival gastronómico en la localidad de Gilroy (California). Murieron tres personas, incluido un niño de seis años, además de más de una decena de heridos. El autor, abatido por la policía durante el ataque, fue identificado como Santino William Legan, un joven blanco de 19 años que habría publicado en redes sociales mensajes racistas y ligados al supremacismo blanco.

3 de agosto: Son asesinadas 22 personas en El Paso (Texas), a manos de Patrick Wood Crusius, de 21 años, que escribió un manifiesto racista y simpatizante del supremacismo blanco que pide el asesinado de minorías raciales en Estados Unidos.

4 de agosto: Este domingo, las autoridades identificaron a Connor Betts, de 24 años, como el autor de un ataque cerca de bar en Dayton (Ohio) que terminó con la vida de 10 personas. Se investiga si existen posibles vínculos con motivos raciales.