Panamá,25º

05 de Dec de 2019

América

Iglesia mexicana pide orar para resolver la "incertidumbre" en América Latina

la institución aseguró que "la oración" es "un factor común y constante, a veces casi imperceptible

Miembros de las fuerzas del orden dispersan con gases a manifestantes durante un cacerolazo este viernes, en la Plaza Bolívar de Bogotá (Colombia).EFE

La Iglesia católica mexicana expresó este domingo su preocupación ante las crisis sociales que atraviesan países latinoamericanos como Bolivia, Colombia y Chile, y pidió orar por América Latina para resolver esta "incertidumbre".

"Las noticias que surgen desde diversas regiones del continente generan incertidumbre y preocupación", expresó la Iglesia en un editorial publicado en su semanario Desde la Fe.

La institución religiosa subrayó que "ni fórmulas económicas distintas, ni liderazgos políticos de diverso signo, ni valoración de las culturas, ni el esfuerzo de organizaciones sociales o religiosas logran dar con los resultados que todos anhelamos".

Según la Iglesia, las independencias del siglo XIX, las revoluciones sociales del XX y la globalización del XXI no han podido resolver la "convulsa" situación socio-política del continente y señaló: "América Latina parece estar necesitada siempre de mucho más para resolver sus dilemas y conflictos".

Ante esto, la institución aseguró que "la oración" es "un factor común y constante, a veces casi imperceptible, que une a los hombres y las mujeres de a pie o de caudales, en rancherías y poblaciones rurales o en medianas y grandes ciudades".

"Sí, urge que sigamos orando por nuestros pueblos, por todos los gobernantes, por las diversas instituciones y organismos que buscan el bien y la paz, y por las personas comunes, que deben construir patrias terrenas merecedoras de la Patria sin fin", concluyó.

Desde el pasado octubre, olas de protestas se han expandido por distintos países de América Latina en oposición a las políticas llevadas a cabo por sus gobiernos y en las que han muerto decenas de personas.

Masivas protestas de indígenas en Quito obligaron al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, a trasladar la sede del Gobierno a Guayaquil y, finalmente, dar marcha atrás en el decreto que había provocado un aumento del precio de los combustibles.

El incremento del precio del Metro de Santiago desató movilizaciones históricas en Chile, a lo que el presidente, Sebastián Piñera, respondió con el anuncio una nueva Constitución que garantice los derechos sociales.

Las sospechas de fraude electoral en Bolivia derivaron en enfrentamientos entre partidarios y detractores del presidente Evo Morales, quien renunció al cargo forzado por los militares y se asiló en México denunciando un golpe de estado.

Mientras que en Colombia, desde el pasado jueves se han sucedido protestas en contra del presidente, Iván Duque, quien llegó a decretar un toque de queda el viernes en Bogotá.