Panamá,25º

05 de Dec de 2019

América

Redes sociales, entre movilización y desinformación de protesta en Colombia

La desinformación en las redes, con noticias falsas sobre saqueos a residencias, provocó pánico colectivo el jueves en Cali y el viernes en Bogotá

Miles de personas protestan durante el Paro Nacional este jueves, en Medellín (Colombia).EFE

Las redes sociales han ganado protagonismo en Colombia como medio para la convocatoria de las protestas contra la política económica y social del Gobierno pero también como vehículo para la desinformación de quienes tienen sus propios intereses con el fin de causar pánico.

Desde que en octubre pasado la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) convocaron el "paro nacional" del pasado jueves, Twitter, Facebook y WhatsApp se convirtieron en vías para la difusión del mensaje.

No obstante, así como sirven para convocar concentraciones, las redes son utilizadas para propagar informaciones falsas generando a su vez avalanchas de desmentidos.

FUENTE DE PÁNICO

La desinformación en las redes, con noticias falsas sobre saqueos a residencias, provocó pánico colectivo el jueves en Cali y el viernes en Bogotá, donde ciudadanos formaron grupos de defensa, armados con cuchillos y palos, para defender sus propiedades.

Hasta ahora no se sabe quién estuvo detrás de esa estrategia, aunque hay quienes acusan al propio Gobierno de fomentar el terror para justificar el uso de la fuerza y diezmar las protestas.

En las redes se propagaron incluso videos en los que se veía camiones de la Policía que dejaban frente a una unidad residencial a personas que supuestamente intentaban entrar en los edificios para robar.

Esas versiones fueron rechazadas por el director de la Policía, general Óscar Atehortúa, y por vecinos quienes explicaron que quienes llegaron en el camión eran habitantes de la zona que ante la imposibilidad de encontrar medios de transporte por el toque de queda, fueron acercados a los barrios por la institución.

La misma noche del viernes el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, dijo que el pánico era producto de una "campaña orquestada para crear terror en residentes" y agregó que al investigar las denuncias de los ciudadanos no se encontraron evidencias de robos.

A pesar de la aclaración, la etiqueta "Pánico inducido" se convirtió en tendencia en Twitter y con ella ciudadanos expresaron sus dudas sobre la efectividad del toque de queda.

PEDIDO DE INVESTIGACIÓN

Por esa razón, el senador Roy Barreras, del Partido de la U, pidió a la Procuraduría y a la Fiscalía que investigue las "denuncias sobre vandalismo inducido para generar pánico y deslegitimar protesta pacífica".

Según Barreras, hay vídeos que dejarían en evidencia que "hay una estrategia estatal para generar pánico y reemplazar clamor de cambio por clamor por represión".

A esta denuncia se sumó el senador Iván Cepeda, del partido de izquierda Polo Democrático Alternativo, quien pidió a la gente que le envíen "toda información que pueda dilucidar la naturaleza de los ataques vandálicos" ocurridos en el sur de la ciudad, para analizar "simultaneidad, origen y composición de los grupos de atacantes (y) eventuales vínculos con miembros de la fuerza pública".

FALSAS ALARMAS

La desinformación también acaparó espacios este fin de semana tras la agresión en el centro de Bogotá de un miembro del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía contra el estudiante Dilan Cruz, de 18 años, herido de gravedad en la cabeza por una bomba aturdidora.

Mensajes como "No tiene signos vitales", o "ESMAD acaba de asesinar a un joven estudiante en el centro" circularon en Twitter sin ninguna comprobación previa.

Por fortuna, el joven de 18 años fue trasladado al Hospital San Ignacio, donde permanece en cuidados intensivos en "estado crítico" y con "pronóstico neurológico reservado".

"Soy la hermana de Dilan Cruz. Solo les pido que dejen de difundir información falsa, él no ha fallecido y saldrá de esta. Es un joven como cualquier otro y salió a luchar por sus derechos. Hoy le pasó a él pero mañana puede ser su hermano, o inclusive usted", afirmó este domingo Denis, hermana de la víctima, ante la ola de desinformación.

CRÉDITO DUDOSO

También circuló información, replicada incluso por la congresista Ángela María Robledo, según la cual el joven había ido a la manifestación el sábado porque el Estado le negó un crédito para estudiar en la universidad.

"Dilan marchaba por su derecho a la educación. Se acaba de graduar del colegio y le negaron un crédito para seguir estudiando. Él debió tener la tranquilidad de poder entrar a la U. pública, ni siquiera de tener que endeudarse para salir adelante", afirmó.

No obstante, el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX) afirmó en un comunicado que Dilan Cruz "en ningún momento requirió información o presentó formalmente una solicitud de crédito ante la entidad".

"Es importante aclarar que Dilan aún se encuentra cursando grado 11 y que recibió los resultados de las pruebas de Estado el pasado 19 de octubre. Por lo tanto, la convocatoria de nuevos créditos a la que se podría postular es la del primer semestre de 2020", detalló.