Panamá,25º

07 de Dec de 2019

América

OTAN ejemplifica cooperación transatlántica en contrato millonario con Boeing

El contrato con Boeing prevé la modernización de los AWACS para que sigan apoyando operaciones aéreas hasta 2035 aproximadamente

La OTAN firmó este miércoles con Boeing un contrato por valor de 1.000 millones de dólares para modernizar la flota de aviones de vigilancia AWACS, en la imagen, de manera que sigan operativos hasta 2035.Rosa Jiménez | EFE

La OTAN ha puesto el contrato por 1.000 millones de dólares firmado este miércoles con Boeing para modernizar sus aviones de vigilancia AWACS como ejemplo de cooperación transatlántica, a una semana de la cumbre en la que la Alianza intentará mostrar unidad tras sus últimas divisiones.

"Nuestro contrato con Boeing muestra el fuerte compromiso de la OTAN de trabajar con la industria para mantener fuerte nuestra Alianza transatlántica", dijo el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa tras firmar el contrato con el presidente de Boeing Internacional, Michael Arthur.

"Es una verdadera asociación transatlántica, norteamericana y europea, desde el lado industrial", comentó Arthur, quien destacó que el gigante aeronáutico estadounidense trabajará con compañías europeas asociadas, como la española Indra.

Aunque la decisión de modernizar la flota de AWACS la tomaron los líderes aliados en su cumbre de Varsovia en 2016, la OTAN ha escogido la fecha de hoy para firmar el contrato que la hará posible, solo unos días antes de una nueva reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN, que tendrá lugar en Londres el 3 y 4 de diciembre.

Más allá de celebrar el 70 aniversario del fundacional Tratado de Washington, se espera que esa cita despeje dudas sobre las diferencias entre aliados, especialmente tras la operación militar que Turquía lanzó unilateralmente en el norte de Siria y de las críticas del presidente de Francia, Emmanuel Macron, que consideró recientemente que la OTAN está en "muerte cerebral".

"Esto es solo un ejemplo de cómo la OTAN se está modernizando. Es algo que se ha planificado desde hace tiempo", indicó Stoltenberg, quien insistió en que la Alianza "se está adaptando y es ágil".

El contrato con Boeing prevé la modernización de los AWACS para que sigan apoyando operaciones aéreas hasta 2035 aproximadamente, la cuarta actualización que experimenta la flota desde su creación en 1979 y la última antes de que estos aviones sean sustituidos por otro sistema teniendo en cuenta nuevas tecnologías, inteligencia artificial, mecanismos autónomos y macrodatos.

Entre otros aspectos, en esta renovación se mejorarán los dispositivos de visualización y la velocidad de transmisión, se doblará la cantidad de información que puede ser recibida y enviada por los aviones y será más fácil para los operadores procesarla, indicó un alto cargo de la Alianza.

Hay dos maneras en que los países contribuyen al programa AWACS, en el que los aliados llevan invertidos o comprometidos 13.000 millones de dólares: a través de la adquisición y modernización o de la operación y mantenimiento de la fuerza, en la que están todos los aliados.

En total, 16 de los 29 estados aliados, de ambas orillas del Atlántico, financian esta modernización, entre ellos España, y empresas de Europa y Norteamérica participan en su desarrollo, mientras que el Reino Unido y Francia aportan capacidades al programa.

Estos Boeing E-3A, con sus emblemáticos radares montados sobre su fuselaje, han sido "nuestros ojos en el cielo" y han dado "apoyo a nuestras operaciones aéreas durante décadas", destacó Stoltenberg, quien enumeró misiones como la patrulla en los cielos americanos tras el 11S, la intervención en Afganistán o la contribución a la coalición global contra el Estado Islámico.

Esas aeronaves, una de las pocas capacidades en propiedad de la OTAN -la base aérea de Geilenkirchen (Alemania) alberga 14 unidades-, proporcionan a la Alianza vigilancia aérea, comando y control, gestión del espacio de batalla y comunicaciones.

De forma paralela, la OTAN se ha propuesto adquirir el llamado sistema aliado de vigilancia de tierra (AGS, en inglés), que dará a los comandantes una perspectiva integral de la situación sobre el terreno.

El primero de los drones AGS encargados por la OTAN ya ha llegado a la base de Sigonella, en Italia, según confirmó Stoltenberg.

Un grupo de 15 países aliados va a adquirir el sistema AGS, compuesto por cinco aviones de control remoto RQ-4D de la OTAN y las estaciones de comando y control terrestres asociadas de origen europeo.

El avión AGS NATO RQ-4D se basa en el bloque 40 Global Hawk de la Fuerza Aérea estadounidense, y ha sido adaptado para cumplir los requisitos de la OTAN a fin de proporcionar a la Alianza una capacidad de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) de última generación, según la organización.