Temas Especiales

09 de Jul de 2020

América

La OPS pide cautela a la hora de relajar las medidas de prevención en América

Rogó a los Gobiernos de la región que fundamenten sus políticas en los datos y "piensen a nivel local" a la hora de plantearse una posible relajación de la medidas

Coronavirus
Coronavirus PanamáRoberto Barrios

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió este martes a los países del continente americano cautela a la hora de eliminar o suavizar las medidas de prevención contra el COVID-19 para evitar un aumento de la propagación. 

"Sean cautelosos, la suavidad o la eliminación de las medidas de restricción puede acelerar la propagación del virus y abrir la puerta a un resurgimiento dramático y la propagación a otras áreas adyacentes", expuso en una rueda de prensa telemática la doctora Carissa F. Etienne, directora de este organismo. 

Además, rogó a los Gobiernos de la región que fundamenten sus políticas en los datos y "piensen a nivel local" a la hora de plantearse una posible relajación de la medidas. 

La directora de la OPS expuso que cada nación tendrá que decidir sobre sus propias medidas con base en un "equilibrio" entre la recuperación económica y el número de muertes que esté dispuesta a asumir. 

Etienne explicó que mientras en Centroamérica y el Caribe solo Panamá y República Dominicana han tenido transmisión comunitaria del virus, en Suramérica hay siete países y en Norteamérica, los tres. En este sentido, alertó de que Estados Unidos, Canadá, Brasil, Ecuador, Perú, Chile y México están viendo sus casos duplicados en 4 días o menos; lo que consideró como un indicador "preocupante" que muestra una transmisión muy ascendente en esos países, por lo que cree deben implementar "la gama completa de medidas de salud pública disponibles".

  Etienne expresó su preocupación por la situación en Haití, donde cree que existe el escenario para "una tormenta perfecta", ya que atraviesa una crisis humanitaria. Y alertó de que el retorno de 17.000 haitianos desde República Dominicana, donde hay transmisión comunitaria, podría propiciar la propagación del virus en una nación donde apuntó que será muy difícil aplicar la medidas de distanciamiento social. 

"Existe un verdadero peligro de que aumente el brote seguido de una crisis humanitaria en Haití", dijo al respecto. Por otro lado, el doctor Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, subrayó que los países deben cumplir dos requisitos para iniciar una desescalada en las restricciones: tener la certeza de que se controla la transmisión y tener un plan de transición muy claro y estructurado.