Panamá,25º

17 de Nov de 2019

Mundo

En búsqueda de la presidencia

FRANCIA. Tres candidatos a la elección presidencial francesa, Jean-Luc Mélenchon (izquierda radical), Marine Le Pen (extrema derecha) y ...

FRANCIA. Tres candidatos a la elección presidencial francesa, Jean-Luc Mélenchon (izquierda radical), Marine Le Pen (extrema derecha) y François Bayrou (centro) sueñan con ser la sorpresa de los comicios desbaratando el anunciado duelo entre Nicolas Sarkozy y François Hollande.

Jean-Luc Mélenchon, de 61 años de edad, ha sido el fenómeno de la campaña. Ex ministro y ex senador socialista, rompió con el PS y fundó su propio partido, el Partido de Izquierda, el cual se alió con el Partido Comunista en el Frente de Izquierda.

Mélenchon reavivó los sueños igualitarios y universalistas que la izquierda francesa heredó del siglo de las luces y de las revoluciones del siglo XIX.

Milita en favor de que las riquezas sean compartidas y llama a una ‘revolución ciudadana’. Proclamando que la socialdemocracia europea es un ‘astro muerto’, busca inspiración en los movimientos populares latinoamericanos que llevaron al poder al brasileño Luiz Inacio ‘Lula’ da Silva, al venezolano Hugo Chávez o al ecuatoriano Rafael Correa.

Jean-Luc Mélenchon, al que los sondeos atribuyen entre 13% y 17% de las intenciones de voto, logra reunir un electorado que va más allá del tradicional de la izquierda radical, que tratan de disputarle dos candidatos trotskystas Philippe Poutou y Nathalie Arthaud. Su ambición es quitarle votos populares a la extrema derecha, pero paralelamente seduce también a una parte de los electores socialistas que consideran demasiado moderado el programa de François Hollande, y ecologistas, poco entusiastas con la candidata verde, la jueza anticorrupción Eva Joly.

Marine Le Pen, de 43 años de edad, es candidata del partido de extrema derecha Frente Nacional, cuya dirección heredó de su padre, Jean-Marie Le Pen. Su ambición es igualar el logro de este en la presidencial de 2002, cuando el entonces candidato del Frente Nacional pasó a la segunda vuelta, en perjuicio del socialista Lionel Jospin, y enfrentó en ella a Jacques Chirac.

En sus temas predilectos -la inmigración y la inseguridad- Marine Le Pen afronta la competencia de Nicolas Sarkozy, que adoptó en esta elección la misma estrategia para tratar de atraer los votos de la extrema derecha que tan buen resultado le dio en 2007. Los sondeos le atribuyen entre 14% y 16% de los votos.

En su programa agregó a los temas tradicionales de la extrema derecha un capítulo de reivindicaciones sociales (salarios, jubilaciones, justicia fiscal), pero quiere imponer una ‘prioridad nacional’ que dé más derechos a los franceses que a los inmigrantes residentes en Francia. Nacionalista, aboga por el ‘patriotismo económico’, denuncia el poder de la Comisión europea y propone abandonar el euro para que Francia recupere la ‘libertad monetaria’. François Bayrou, de 60 años de edad, candidato del partido centrista Movimiento Democrático (MoDem), fue el tercer hombre de la elección presidencial de 2007.