Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Mundo

Intolerable amenaza británica

GLOBALNUEVO. Las recientes declaraciones del Primer Ministro británico D. Cameron constituyen un acto de insolencia, propia de un gobier...

GLOBALNUEVO. Las recientes declaraciones del Primer Ministro británico D. Cameron constituyen un acto de insolencia, propia de un gobierno prepotente y arrogante que amenaza la paz, no solo de Argentina, sino de todo el Continente Americano, desde el río Bravo hacia abajo, lo que amerita un pronunciamiento claro y concreto de parte de la ONU, por tratarse de un Miembro Permanente del Consejo de Seguridad, privilegio que debe serle retirado, a la vez que un rechazo contundente del resto de países americanos y del mundo, realmente demócratas, contra la clara actitud belicista e incivilizada de este viejo imperio que demuestra no haber cambiado su conducta histórica expansionista y colonialista. Ya la ONU ha producido 10 Resoluciones de Asamblea General y 30 de su Comité de Descolonización, llamando a Inglaterra a sentarse a negociar civilizadamente con la Argentina, todas las cuales han sido olímpicamente desatendidas por esta potencia nuclear que no ha cambiado desde hace siglos cuando sus piratas recibieron títulos de nobleza, o cuando masacraron y sometieron a la India y a Sur África, o así como cuando sus inmigrantes asesinaron a las poblaciones originarias aborígenes de lo que es hoy EEUU, apropiándose de esos territorios que luego sus descendientes han ampliado. Así han venido implantando sus ciudadanos inmigrantes en las Islas Malvinas que hoy pretenden apropiarse, sin ninguna legitimidad, de las riquezas petroleras, de gas y pesca, así como, si es que logran imponerse allí por la fuerza, morder un pedazo de la Antártida. Estos ciudadanos ingleses no tienen ningún derecho a reclamar independencia o soberanía, como tampoco a convocar ningún Referéndum, se los prohíbe la moral así como disposiciones legales vigentes. La Argentina les permite continuar residiendo allí, con sus hábitos y costumbres, pero la soberanía es Argentina, geográfica y legítimamente. No les basta con poseer 10 de las 16 colonias que actualmente existen en el mundo, ni con el sometimiento que han logrado de los valientes escoceses e irlandeses y sus tierras y riquezas, quieren más y, nuevamente, de América. El señor Cameron debe aprovechar toda oportunidad que tenga para LUCHAR porque país, al fin, sea visto y respetado, NO por su poder militar y nuclear, del cual hace alarde, sino por su voluntad de cambio de conducta e imagen de piratas, colonialistas y opresores. El señor Cameron debería ocuparse en LUCHAR ayudando a la señora Reina de los ingleses para que reflexione y pueda irse a la tumba en paz con Dios, con los pueblos que han masacrado y con su conciencia.

MUNDO EN MARCHA