Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Mundo

El cementerio de las aguas europeas

MALTA. Un barco maltés trasladó ayer a la isla de Malta a los 200 sobrevivientes tras el naufragio el viernes de su barca entre Malta y ...

MALTA. Un barco maltés trasladó ayer a la isla de Malta a los 200 sobrevivientes tras el naufragio el viernes de su barca entre Malta y Lampedusa. En la embarcación viajaban alrededor de 250 migrantes y los medios locales informaron que 50 personas perdieron la vida, entre ellas una decena de niños.

El rescate fue una operación conjunta emprendida entre Italia y Malta después de que la Guardia Costera italiana recibiera una llamada telefónica de auxilio vía teléfono satelital desde una embarcación, y de que una aeronave maltesa avistara la nave volcada y muchas víctimas en el agua.

Otros de los rescatados, que no necesitaban atención médica inmediata eran llevados a Sicilia a bordo de una fragata italiana, que según el comandante Marco Maccaroni, portavoz de la Armada italiana, también rescató a unas 180 personas de otras embarcaciones durante la noche en la misma área, un indicio más del incesante tránsito de migrantes que desafían el Mediterráneo.

Esta tragedia es la segunda ocurrida en poco más de una semana en el estrecho de Sicilia en momentos en que se han intensificado los llamados a favor de que se establezcan corredores humanitarios para permitir el tránsito seguro de refugiados que huyen de la guerra y la represión en sus países de origen.

‘ABANDONADOS POR EUROPA’

El primer ministro de Mal ta, Joseph Muscat, declaró que las aguas europeas cercanas a África se están convirtiendo ‘en un cementerio’. ‘Ahora mismo los políticos están pensando si deben reforzar o suavizar las reglas relativas a inmigración. En nuestro caso, la mayor preocupación es esta gente en medio del mar’, dijo el premier maltés.

‘Nos sentimos abandonados por Europa. No sé cuánta más gente debe morir en el agua antes de que se haga algo al respecto. Las reglas deben cambiar. No es cuestión de reforzarlas o suavizarlas, el hecho es que esto no funciona y debe arreglarse’, añadió.

Muscat concluyó y recalcó que en la próxima cumbre europea no se levantará de la mesa hasta que no se den soluciones rea les.