Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Mundo

Rusia: ‘Excluir a Irán es un error’

GINEBRA. Una invitación de última hora de las Naciones Unidas a Irán para que acudiera a la llamada Conferencia de Ginebra puso la reuni...

GINEBRA. Una invitación de última hora de las Naciones Unidas a Irán para que acudiera a la llamada Conferencia de Ginebra puso la reunión en duda, lo que obligó al secretario general Ban Ki-moon a retirar su oferta el lunes por la noche bajo una intensa presión de Estados Unidos, luego que el principal grupo de oposición sirio, respaldado por Occidente, amenazase con boicotear la cita.

Después que Ban retiró la invitación, la opositora Coalición Nacional Siria dijo que asistiría a las conversaciones, en las que se busca el fin de una guerra civil de tres años, que ha cobrado la vida de más de 130.000 personas y millones se han visto obligadas a desplazarse.

La oposición dijo que la conferencia debe tratar de establecer un gobierno de transición con plenos poderes ejecutivos ‘en el que no participen los asesinos ni los criminales’.

Eso allanó el camino para que las negociaciones comiencen hoy —como estaba planeado— en la ciudad turística suiza de Montreux, con la asistencia de delegaciones de alto nivel de Estados Unidos, Rusia y otros 40 países.

CRÍTICAS

La controversia sobre la participación de Irán en las conversaciones resalta las diferencias fundamentales sobre Siria entre Estados Unidos y Rusia, que ha protegido al régimen de Assad de sanciones de la ONU y continúa suministrándole armas.

En Moscú, el canciller ruso Serguei Lavrov dijo que la decisión de Ban de retirar la invitación fue un error, pero que Rusia tratará de que las negociaciones avancen. ‘La ausencia de Irán no es una catástrofe; presionaremos a favor de un diálogo entre las partes sirias sin condiciones’, manifestó Lavrov.

El canciller reafirmó la postura rusa de que la presencia de Irán es esencial para el éxito de las conversaciones, al tiempo que dijo que la ausencia de Teherán ‘no va a ayudar a fortalecer la unidad de los musulmanes del mundo’. Además, Lavrov insistió en que Rusia no ha entregado a Siria armas ‘prohibidas por acuerdos internacionales y que pudieran desestabilizar la situación en la región’.

Por su parte, en Teherán, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Marzie Afkham, criticó con fuerza el cambio de postura de Ban. ‘Desde nuestro punto de vista, el retiro de la invitación es deplorable’, dijo Afkham, y añadió que Ban lo hizo bajo una fuerte presión. Por último, Afkham agregó que espera que Ban Ki-moon explique las ‘razones verdaderas’ para retirar la invitación.

FRACASO

Hay pocas expectativas de que se alcance un logro significativo en la reunión. Las líneas del frente en la guerra han estado mayormente sin cambios desde marzo y ni el gobierno ni la oposición parecen lo suficientemente desesperados como para hacer concesiones.

Tampoco está claro cómo la Coalición, una alianza débil y fracturada con prácticamente ninguna influencia sobre los grupos rebeldes en Siria, pudiera hacer valer cualquier acuerdo alcanzado en Ginebra.

Por su parte, la ONG Human Right Watch (HRW) denunció lo que calificó de ‘fracaso de la comunidad internacional’ ante Siria, por considerar que se ‘dio prioridad’ a la participación del régimen de Bashar Al Assad, mientras siguen las torturas y ejecuciones sistemáticas.

La comunidad ha actuado con ‘máximas precauciones’ para evitar una retirada del régimen de la conferencia, mientras prosigue el ‘drama humanitario’ de los desplazados por el conflicto, afirmó el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth.

Los acuerdos para la destrucción de las armas químicas son ‘sin duda importantes’, apunto Roth, pero ello no debe ocultar que la mayoría de las víctimas del conflicto las han ocasionado las ‘armas convencionales’, prosiguió.