Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Mundo

La OTAN y UE firman acuerdo para protegerse ante amenazas híbridas

Reino Unido es, junto con Francia, la gran potencia militar de la UE. Sin Londres en la familia europea la OTAN y la UE deben sumar fuerzas

La OTAN y UE firman acuerdo para protegerse ante amenazas híbridas
Los gobernantes de 22 países aliados, miembros de la OTAN y la UE, se reunieron en una cumbre marcada por el "Bréxit".

La OTAN y la Unión Europea (UE) firmaron hoy una declaración para estrechar su cooperación ante amenazas híbridas, ciberseguridad y comunicaciones estratégicas, en seguridad marítima y consolidación de instituciones de países terceros.

"Esta decisión histórica nos permitirá trabajar aún mas estrechamente juntos, más que nunca hasta ahora", destacó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, que firmó el documento en una ceremonia junto a los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Stoltenberg hizo hincapié en que este memorando "da más sustancia a la asociación entre la UE y la OTAN" de cara a "proteger a nuestros ciudadanos y nuestra estabilidad", teniendo en cuenta que ambas organizaciones están "interconectadas" y afrontan "retos sin precedentes".

"En estos tiempos de incertidumbre, nuestra asociación es cada vez más importante", enfatizó, y resaltó que los dos organismos han "concluido más acuerdos en los últimos meses que en los últimos 30 años".

Tusk dejó claro que "hoy, la UE y la OTAN se enfrentan a las mismas amenazas, vengan del este o del sur", y pidió que, "en lugar de mantener ilusión de ir solos, incrementemos el valor de la amistad con la OTAN".

La declaración, que fue consultada con los Estados miembros de ambas organizaciones (las dos comparten 22 países), garantiza que se respetará su autonomía y procesos de toma de decisiones.

Fuentes comunitarias destacaron que la aproximación entre las dos partes ha sido posible gracias a "las conversaciones en marcha para llegar a un acuerdo" sobre la división de Chipre, ocupado en parte por el aliado Turquía, mientras que fuentes aliadas subrayaron el peso de Alemania para hacer avanzar la colaboración.

"Es una cooperación práctica y es urgente. Aún tenemos que trabajar más estrechamente juntos (...) No es momento de introspección o aislamiento, debemos mostrar unidad", declaró Juncker. En el ámbito de las amenazas híbridas, la OTAN y la UE trabajarán juntas en el análisis, prevención y alerta temprana por medio de compartir información y, en la medida de lo posible, inteligencia entre sus respectivos servicios.

Asimismo, desarrollarán manuales y procedimientos coordinados para aclarar cómo actuar de forma conjunta cuando se produzca una amenaza. Por otro lado, se comprometieron a "adaptar su cooperación" en el mar y frente a las oleadas migratorias, a través de compartir más información de situación marítima y de coordinar mejor y reforzar sus actividades en el Mediterráneo, especialmente.

En ese contexto, las dos partes han puesto como ejemplo la colaboración que ya llevan a cabo frente a las mafias migratorias en el mar Egeo.

Está previsto que los líderes de la OTAN aborden mañana, en su segunda y última jornada de cumbre, cómo contribuir a la misión naval "Sofía" contra el modelo de negocio de las mafias migratorias en el Mediterráneo central, y también de cara a apoyarle en sus nuevas tareas de formar a guardacostas libios y respaldar el embargo de armas a Libia.

Otro punto en el que trabajarán juntas la UE y la OTAN es en mayor coordinación en ciberseguridad y en ejercicios y entrenamiento, así como en proyectos multilaterales y en desarrollar capacidades de defensa de sus miembros, en los que se comprometen a respaldar a la industria y la investigación en defensa.

La UE y la OTAN acordaron, igualmente, acelerar su colaboración en ejercicios y llevar a cabo los primeros de forma paralela y coordinada para 2017 y 2018.

Al margen del trabajo entre ambas organizaciones, se comprometieron además a apoyar el desarrollo de capacidades y la consolidación de instituciones de defensa de países terceros de su vecindad.

"La investigación jugará un papel importante", dijo Juncker, quien destacó que la UE ya prepara un plan de 90 millones de euros para apoyar a la industria de defensa. Asimismo, indicó que "hoy, más que nunca, el desarrollo y la seguridad deben ir de la mano".