La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Mundo

Filipinos protestan contra Trump ante la embajada de EEUU en Manila

Cientos de manifestantes protestaron contra el nuevo presidente de EEUU

Más de dos centenares de personas se manifestaron hoy frente a la embajada de Estados Unidos en Manila contra la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y reclamaron la retirada de las tropas estadounidenses de Filipinas.

Entre 200 y 250 personas, según datos de la Policía, que desplegó otros 200 agentes, mostraron pancartas y gritaron proclamas contra Trump y el imperialismo estadounidense, en una manifestación que transcurrió de forma pacífica.

"Aunque EEUU cambie de administración, las políticas imperialistas continuarán, igual o peor, tratando de manejar y controlar Filipinas. Ya es hora de que saquen la tropa (estadounidense) de aquí", declaró a Efe Jordan Fonda, un estudiante filipino de 18 años que participó en la protesta.

El pasado octubre, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, prometió derogar los acuerdos militares existentes con EEUU para poner fin a la presencia de tropas estadounidenses en el país en los dos próximos años bajo la premisa de seguir "una política exterior independiente".

"Esperamos que el presidente Duterte cumpla la promesa de concedernos una política exterior independiente de verdad. Somos un país soberano y no necesitamos depender de EEUU", dijo la actriz y activista Monique Wilson, impulsora del movimiento de condena de la violencia contra las mujeres One Billion Rising y una de los convocantes de la protesta.

Muchos manifestantes expresaron el temor a que las ideas sobre la inmigración de Trump perjudiquen a los casi dos millones de filipinos que viven en EEUU o a aquellos que se plantean emigrar allí.

Jessica Antonio, secretaria general de Bayan USA, una asociación de filipinos de tendencia progresista en EEUU, aseveró que Trump "es antiinmigración y quiere deportar a mucha gente, incluidos filipinos".

"Muchos filipinos salen del país porque no hay trabajo y emigran a EEUU con el objetivo de ganar dinero para sus familias y sobrevivir. Si reducen allí el cupo de inmigrantes, la pobreza se incrementará aquí y muchas familias se resentirán al no recibir remesas", argumentó la activista.