La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Con condiciones, la UE abre sus fronteras a los ucranianos

La puerta de la UE está abierta para nuestra gran nación de 45 millones de habitantes', subrayó

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko (c), y el presidente de Eslovaquia, Andrej Kiska.

La Unión Europea abrió ayer sus fronteras a los ciudadanos ucranianos al entrar en vigor el régimen de exención de visados, decisión que podría tener consecuencias para Rusia.

‘Hemos esperado durante mucho tiempo este momento histórico en el que rompemos el telón de papel que separaba a Ucrania de Europa', declaró Petró Poroshenko, el presidente ucraniano, en la frontera con Eslovaquia.

Poroshenko abrió ayer simbólicamente ‘la puerta a la UE' en el puesto fronterizo de Uzhgorod, donde le esperaba el presidente eslovaco, Andrej Kiska.

‘Esto significa que Ucrania ha hecho grandes reformas (...), hemos transformado el país y nuestros socios europeos han cumplido su palabra.

La puerta de la UE está abierta para nuestra gran nación de 45 millones de habitantes', subrayó.

Poroshenko mantiene que la exención de visados formaliza el divorcio definitivo de Ucrania con el Kremlin, el imperio ruso y la Unión Soviética.

‘Nunca volveremos a la Unión Soviética, ya que somos una nación orgullosa y libre. Regresamos a la familia de pueblos europeos', aseguró.

Con todo, solo podrán entrar en territorio comunitario aquellos que dispongan de pasaporte biométrico -ahora son más de 4 millones los que lo tienen- y para estancias de 90 días, dentro de un plazo de 180 días, por turismo o negocio, pero no por trabajo.

En principio, los ucranianos pueden viajar a todos los países de la UE, con la excepción del Reino Unido e Irlanda, y también a Suecia, Noruega, Islandia y Liechtenstein, aunque cada uno de esos países tiene sus propias reglas.

Por ejemplo, algunos países demandan documentos que certifiquen el objetivo de la visita y otros exigen que el visitante disponga de un mínimo de dinero, seguro médico o billete de vuelta.

Según los expertos, sólo una minoría de nacionales aprovechará esta opción, ya que son millones los ucranianos cuyos sueldos rondan el salario mínimo de $120, mientras la pensión media es de $50 y el subsidio universitario es aún menor. En todo caso, según los servicios fronterizos ucranianos, miles de ucranianos cruzaron hoy la frontera después de que se cumplieran las doce de la noche y entrara en vigor dicho acuerdo.