Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Mundo

Rusia propone crear nueva comisión de la ONU sobre ataques químicos en Siria

Moscú arremetió contra Washington por haber señalado al Gobierno ruso como responsable indirecto de ataques químicos en Siria

Rusia propone crear nueva comisión de la ONU sobre ataques químicos en Siria 
EE.UU. acusó a Siria de utilizar armas químicas.

Rusia propuso hoy al Consejo de Seguridad de la ONU la creación de una nueva comisión para investigar los ataques químicos en Siria, tras haber vetado el año pasado la continuidad del mecanismo puesto en marcha en 2015.

Moscú anunció su iniciativa en una reunión convocada a última hora y en el mismo día en que Estados Unidos y otras potencias occidentales acusaron al régimen sirio de un nuevo ataque con gas cloro.

La propuesta recibió críticas inmediatas por parte de Washington, cuya embajadora ante Naciones Unidas, Nikki Haley, acusó a Rusia de buscar "distraer" la atención de este supuesto ataque químico.

El Gobierno ruso vetó repetidamente el pasado otoño propuestas para prorrogar el mandato del grupo de expertos que desde 2015 investigaba la responsabilidad de los ataques con armas químicas en Siria.

Ese mecanismo, conocido por las siglas inglesas de JIM, había analizado varios ataques y había responsabilizado del uso de armas químicas tanto al régimen sirio como al Estado Islámico (EI).

Para Moscú, sin embargo, la investigación estaba "totalmente desacreditada" y se había convertido en un instrumento de "manipulación política".

Así lo reiteró hoy su embajador ante la ONU, Vasili Nebenzia, quien defendió que la nueva comisión que propone su país sería "profesional y apolítica".

Nebenzia criticó además que EE.UU. responsabilizase hoy al Ejército sirio del supuesto ataque con gas registrado ayer en la ciudad de Duma, al norte de Damasco, sin haber esperado a ninguna investigación.

También arremetió contra Washington por haber señalado a Moscú como responsable indirecto, en referencia a palabras del secretario de Estado, Rex Tillerson, y de la propia Haley.

Ambos subrayaron que Rusia tiene responsabilidad en lo sucedido por haber vetado la continuidad del JIM y por no haber respetado su "compromiso" de garantizar que sus aliados sirios pusiesen fin a todo uso de armas químicas.