La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Mundo

Talibanes no confían en diálogos de paz con el gobierno

Hace una semana, decenas de personas llegaron a Kabul tras haber recorrido a pie los casi 700 kilómetros que separan la capital de la convulsa provincia de Helmand

Los talibanes rechazaron los recientes movimientos por la paz surgidos en Afganistán por considerarlos ‘conspiraciones' de las agencias de inteligencia para prolongar la presencia de las tropas internacionales.

‘Hoy en día, en nombre de la paz, la vieja conspiración estadounidense adoptó una nueva forma. Esta vez están en marcha esfuerzos para hacer una campaña por la continuación de la ocupación bajo el nombre de sentadas por parte de gente imparcial', dijo el grupo insurgente en un comunicado.

Hace una semana, decenas de personas llegaron a Kabul tras haber recorrido a pie los casi 700 kilómetros que separan la capital de la convulsa provincia de Helmand (sur), con el objetivo de impulsar un proceso de paz entre el Gobierno y los talibanes.

La mediática iniciativa ha dado lugar a otras campañas, sentadas y marchas con el mismo objetivo, incluyendo una que pretende llegar a Kabul desde la ciudad de Peshawar, en las áreas tribales del noroeste de Pakistán.

‘El principal objetivo de estos sospechosos movimientos y sentadas en el nombre de la paz es desviar a nuestra nación de la causa legítima de la yihad', afirmaron los talibanes, que prometieron trabajar para acabar con este tipo de iniciativas.

La denominada ‘marcha de Helmand' pedía un alto el fuego a largo plazo, el comienzo de conversaciones de paz y que se fijase una fecha para la retirada de las tropas de Estados Unidos y la OTAN, y recibió el apoyo de activistas y ciudadanos en cerca de una veintena de provincias.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas tras el final de la misión de la OTAN en 2015.