La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Mundo

Papa Francisco y Macron tratan tema migratorio

Portugal fue otro de los países europeos que acaba de confirmar que recibirá a inmigrantes que viajan en la embarcación

El presidente francés, Emmanuel Macron, se reunió con el papa Francisco en el Vaticano.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el papa Francisco se reunieron en el Vaticano con miras a tratar el desafío de la inmigración, así como la relación entre Francia y la Iglesia católica.

‘Ha sido un encuentro muy prolijo que ha permitido compartir cuestiones profundas acerca del mundo que conocemos', dijo Macron a los medios franceses al término de su entrevista con el pontífice, informa la agencia Efe .

El presidente francés elogió la personalidad de Jorge Bergoglio y dijo que la conversación también sirvió para aclarar ‘algunos malentendidos' entre la República francesa, que se define como un Estado laico, y la Iglesia católica.

‘Es importante un diálogo respetuoso para que cada uno encuentre su lugar', señaló Macron, que entre los temas abordados, citó el de la inmigración.

El mandatario francés explicó que no habló con el papa Francisco de políticas migratorias de países en concreto, en relación a Italia, con la que Francia discrepa en la gestión migratoria de los inmigrantes que atraviesan el Mediterráneo para recibir asilo en Europa.

Macron se explayó acerca de ese tema y comentó que Europa no puede absorber toda la inmigración motivada por problemas económicos en los países de origen, una gran parte africanos.

‘Europa no es el nuevo El Dorado', apuntó el mandatario, quien dijo que los problemas migratorios no se resuelven con ‘el chasquido de un dedo' ni ‘desde la emoción'.

No obstante, anunció que su país acogerá a ‘algunas decenas' de inmigrantes que viajan a bordo del barco de la ONG alemana Lifeline, una vez atraque en Malta.

Portugal fue otro de los países europeos que acaba de confirmar que recibirá a inmigrantes que viajan en la embarcación.

Macron abordó además temas espinosos con el Vaticano, como el derecho al aborto. ‘Nunca he conocido a alguien que vaya a abortar con alegría. Hay que elegir el mal menor', puntualizó.