Panamá,25º

09 de Dec de 2019

Mundo

Islamistas de Marruecos y Mauritania en conflicto por el Sáhara Occidental

Tawasol reclama su derecho a tener unas relaciones sólidas y equilibradas con todas las partes en el conflicto del Sáhara Occidental

El ministro de Exteriores de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Salem Ould-Salek.Mohamed Messara | EFE

Los partidos islamistas de Marruecos y Mauritania han chocado por culpa del Sáhara Occidental, un conflicto en el que los mauritanos muestran una estricta equidistancia pero que los marroquíes ven como su "causa nacional" sobre la que no caben matices.

El desencuentro entre estos dos partidos aliados se produjo por la reciente visita que realizó a Mauritania el ministro de Exteriores de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Salem uld Salek, y su reunión con el presidente del partido Tawasol, Mohamed Mahmoud uld Sidi, que fue criticada por el marroquí Partido Justicia y Desarrollo (PJD).

Ante las críticas, Tawasol se defendió en un comunicado emitido anoche de inusual dureza con sus aliados: "No aceptaremos que nadie nos dicte la posición que debemos adoptar", señaló el partido en respuesta a las críticas del PJD.

En su comunicado, Tawasol reclama su derecho a tener unas relaciones sólidas y equilibradas con todas las partes en el conflicto del Sáhara Occidental, "incluyendo a los hermanos del Reino de Marruecos y del Frente Polisario", pues "nuestra relación con cada una de las partes no va de ningún modo en detrimento de la otra".

La visita a Tawasol de Uld Salek, realizada a demanda suya, tuvo como fin invitar a los islamistas mauritanos al próximo congreso del Frente Polisario en diciembre en su cuartel general de Tinduf, en territorio argelino.

La cuestión del Sáhara es delicada en Mauritania, dados los lazos históricos, tribales y familiares que unen a los mauritanos y los saharauis, pero al mismo tiempo Mauritania no puede permitirse desairar a un país como Marruecos, líder regional en el Magreb, por lo que todas las partes guardan una estricta neutralidad de la que nunca se despegan.

Pero Marruecos vigila los movimientos del Frente Polisario y no duda en lanzar advertencias hacia los países que reciben a sus dirigentes, como acaban de hacer con Panamá tras la reciente visita del secretario general del Polisario y presidente de la RASD, Brahim Ghali.