La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Venezuela

Grupo de Lima no reconocerá nueva gestión de Maduro

El Grupo de Lima también llamó al presidente venezolano a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera, de forma provisional

El canciller de Perú, Néstor Popolizo(c) , comparece ante la prensa junto a sus pares del Grupo de Lima.

Los países americanos que conforman el Grupo de Lima, a excepción de México, ‘no reconocerán' un nuevo gobierno del mandatario venezolano Nicolás Maduro, a quien instaron desde la capital peruana a ‘no asumir' un nuevo mandato, que es producto de un proceso electoral al que calificaron de ‘ilegítimo'.

‘El 10 de enero dará inicio el nuevo periodo ilegítimo del régimen de Nicolás Maduro, el mismo que se deriva de unas elecciones ilegítimas que no contaron con los estándares mínimos democráticos, ni la participación de todos los actores políticos involucrados en el proceso venezolano', señaló al fin de la reunión el canciller peruano Néstor Popolizio, quien encabezó el encuentro.

En esa línea, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, instaron al mandatario venezolano a que no asuma la presidencia de este nuevo régimen el próximo 10 de enero.

El único país miembro del grupo que no firmó la Declaración fue México, sin que esto signifique ninguna intención de separación del bloque, dijo a Efe una fuente de la Cancillería peruana.

El Grupo de Lima también llamó al presidente venezolano a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera, de forma provisional, el Poder Ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales democráticas.

En la declaración firmada y difundida ayer denunciaron que el proceso electoral llevado a cabo el 20 de mayo pasado en Venezuela ‘carece de legitimidad', porque no contó con la participación de todos los actores políticos, ni con la presencia de los observadores internacionales independientes.

Por lo que aseguraron que dicho proceso electoral no contó con ‘las garantías y estándares internacionales necesarios para un proceso libre, justo y transparente'.