La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Venezuela

Maduro toma posesión, gobernará hasta 2025

Restando importancia al rechazo de la oposición, Estados Unidos y algunos países de América Latina, el político venezolano tomó posesión para su segundo mandato ante el Poder Judicial

Nicolás Maduro inició ayer su segundo mandato, en medio de una compleja crisis económica en el país.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, asumió el poder para un segundo mandato, restando importancia al rechazo de algunos países de América Latina, Estados Unidos y la Unión Europea.

Ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el mandatario fue juramentado ayer para un segundo periodo, que se extenderá hasta 2025.

‘Juro a nombre del pueblo de Venezuela (...) que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma y que cumpliré y haré cumplir todos los postulados y mandatos de la Constitución', dijo Maduro ante el presidente del TSJ, Maikel Moreno, y en medio de los aplausos de los asistentes, según un cable de la agencia Efe .

El juramento, indicó el jefe de Estado, es un compromiso con el que procura ‘defender la independencia e integridad absoluta de la patria, procurar llevar a la prosperidad social y económica a nuestro pueblo y construir el socialismo del siglo veintiuno'.

La toma de posesión tuvo lugar en el TSJ y no en el Parlamento, controlado por la oposición desde 2015 y declarado por la Justicia en ‘desacato'.

‘Venezuela tiene un gobierno de facto‘, dijo el presidente de la Cámara, Juan Guaidó, en una rueda de prensa que ofreció la directiva del Legislativo, minutos después de la toma de posesión de Maduro.

En la misma intervención Guaidó hizo un llamado a las Fuerzas Armadas a desconocer el mandato del mandatario, que dirige al país tras ser electo en 2013.

Dos horas más tarde del acto posesión, el presidente acudió al más grande fuerte militar del país, en la capital venezolana, donde el Alto Mando de la institución castrense lo reconoció una vez más como su comandante en jefe.

Mientras Maduro tomaba juramento, la Organización de Estados Americanos (OEA) acordó con 19 votos a favor de 36, no reconocer la legitimidad de la toma del acto y exigir nuevos comicios en el país sudamericano.

Hubo 6 votos en contra, entre los que se encontraban aliados de Caracas como Bolivia, Nicaragua y Cuba; además se registraron siete abstenciones.

Caracas reaccionó calificando como una ‘injerencia' e intento de ‘golpe de Estado' el documento aprobado en la Asamblea General de la OEA.

‘La resolución presentada hoy es una insensatez jurídica, un abuso de poder, un crimen de agresión y un golpe de Estado, todo con el propósito de promover el caos y una intervención militar extranjera que destruiría no sólo la paz en Venezuela sino en toda la región', señaló Samuel Moncada, representante alterno del país ante el organismo regional.

Igualmente la Unión Europea (UE) lamentó que Maduro hizo ‘caso omiso' a las exigencias de volver a realizar las elecciones.

La mayoría de los países del Grupo de Lima, con excepción de México, que ha asegurado mantiene una posición ‘no injerencista', cuestionaron el inicio de mandato de Maduro, siendo Paraguay el único que hasta el momento ha decidido romper relaciones con Venezuela; en tanto que Perú, convocó a su encargado de negocios.

El resto de las trece naciones del bloque se pronunciaron contra el Ejecutivo chavista y su presidente, aunque sin tomar ninguna medida específica de momento.

EE.UU. endurecerá cerco a Venezuela

Estados Unidos anunció que hará ‘todo lo posible' para que ‘regrese la democracia' a Venezuela.

Washington, que ya ha adelantado que una intervención militar se mantiene sobre la mesa, reiteró que no reconocerá el Ejecutivo de Maduro.

‘Estados Unidos no reconocerá la toma de posesión ilegítima de la dictadura de Maduro', aseguró John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca en un mensaje en su cuenta de Twitter .

Por su lado, Mike Pompeo, secretario de Estado, hizo un llamado para una ‘transición' en Venezuela,

Asimismo, ‘en un futuro muy cercano' impondrán más sanciones contra Venezuela, aseguró Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA.

Dos meses antes, en su discurso ante la Asamblea General de la ONU en septiembre pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump, pidió ayuda internacional para ‘restaurar la democracia en Venezuela', asegurando los supuestos ‘vínculos' entre Caracas y el narcotráfico.